Notas

“VideoFlims es mejor que todos nosotros”

“VideoFlims es mejor que todos nosotros”
abril 29
00:05 2014

Entrevista exclusiva de Notas a Hernan Panessi y Pablo Marini, dos de los responsables de la distribuidora independiente VideoFlims. El boom de las películas de género y las ventajas de la producción autogestionada. “Si no puedo entrar por la puerta grande del cine nacional, entro igual, pateando la puerta”. ¡Zombies del mundo, uníos!

 

Hace cinco años VideoFlims comenzó a distribuir películas argentinas de bajo presupuesto y con temáticas “de género” exclusivamente. Hoy tienen más de setenta títulos en su catálogo y se consideran gestores culturales, ya que apuestan no solamente a la distribución de cine poco difundido sino también construir circuitos de producción a través de la autogestión. Pablo Marini (director de cine), Hernán Panessi (periodista), Guillermo Figueroa (director de cine), Nahuel Rodríguez y Juan Manuel Lavolpe son los integrantes de esta distribuidora que por un lado vende y reparte DVDs por todo el país pero que a la vez logró hacerle lugar al cine de género en circuitos más tradicionales como el Bafici o las revistas especializadas, al punto que ya se puede hablar de la “movida de género fantástico” en las salas argentinas.

-¿Cómo se reconstruye el actual “boom” del cine de género en nuestro país del cual Uds. son parte?

Hernán Panessi: -Hay una película que como hecho cultural es bastante germinal que es “Plaga zombie” de 1997, de Farsa Producciones. En su momento la hicieron con 150 pesos y de manera completamente casera pero lo que hizo fue despertar la conciencia de que estaban ahí, porque la película termina encontrando un recorrido, una validez y un significado por parte del público, de la prensa y de los festivales que empezó a despertar la idea de que se puede hacer algo con amigos, y que esté bueno, entretenga y cuente una historia. A partir de eso es que hay una proliferación de pibes que empieza con ese run run de querer hacer cosas.

Pablo Marini: -Siempre se hicieron películas, el problema es que nadie las conocía porque en la época previa a internet era más difícil enterarse de lo que le pasaba al otro. Los pibes de Farsa por ejemplo iban a los Fantabaires, que era de los pocos lugares que había para conocerse. Nosotros empezamos a vernos en el Buenos Aires Rojo Sangre, que sirvió para aglutinarnos, aunque muchos nos conocimos en la facultad, en la carrera de Imagen y Sonido de la UBA.

-¿Cuál es la diferencia entre el famoso “cine independiente argentino” y las películas que Uds. distribuyen?

HP: -Ahí hay un debate sobre qué es independiente y qué no, que se da como fenómeno en el cine a nivel global. Se dice “cine independiente” y no se sabe independiente con respecto a qué. Nosotros abogamos por la independencia ligada a la autogestión, donde en general todas las películas que distribuimos están hechas con el dinero de los realizadores y amigos de manera colectiva. La autogestión te da independencia ideológica y estética, podes hacer realmente lo que querés, y ese otro gesto de ruptura, porque si estos pibes hacen películas con dos mangos, es un gran “nosotros creamos igual pese a todo”.

-¿Por qué sólo distribuyen películas de género?

PM: -Es una cuestión generacional, nosotros somos hijos de los noventas y los ochentas. Mirábamos películas yankees y entonces uno tiene esa escuela, después cuando empezas a producir lo hacés en base a lo que te gustó de chico. El cine fantástico es fundamentalmente entretenimiento, el cine en el que pasan cosas, no son películas que te están contando algo de forma contemplativa o social, porque en realidad es cine social además de ser fantástico, pero no de forma directa. Nosotros venimos a romper con una “vanguardia” que es el tipo de cine contemplativo, que en los 2000 era lo que se editaba todo el tiempo, y que duraba una semana en cartel. Películas serias como “La Ciénaga” por ejemplo, donde tenés a Graciela Borges sufriendo, mirando una pileta y no haciendo nada. ¿Qué hace por sus problemas? Nada. El género se enfrenta al conflicto del personaje y trata de resolverlo, aunque sea de manera fantástica.

HP: -A mí me gusta “La Ciénaga”, igual. Pero Argentina venía mostrando un tipo de cine que no se ajustaba a nuestro gusto, eso también es una cuestión generacional. En los 90’s o 2000 el país producía un solo tipo de cine independiente, un solo discurso posible. Porque el INCAA financiaba solo un tipo de película, los festivales solo mostraban un tipo de cine, etc. Y había en eso también una forma de exportar. Holanda venía y decía “mostrame porno miseria”, “mostrame al pibe que se quiere comprar la moto”. Entonces la movida de género empieza a insertar otro discurso y la convivencia de los discursos, la pluralidad de voces. Somos miembros de una generación rupturista, instalamos un nuevo discurso, volver a ese cine que nos formó y que nos gusta, aunque sea de forma caprichosa.

PM: -Mostrar a un tipo que revuelve la basura para encontrar comida es un tipo de cine, no es casual. Les encantaba el tercermundismo sudamericano, y eso se avivaron y empezaron a hacer ese tipo de películas.

-¿Qué rol tiene VideoFlims en la movida del cine de género?

HP: -Nosotros en estos cinco años cumplimos la función de aunar gente, vos miras la cantidad de nombres de nuestro catálogo y va creciendo año a año pero también se van entremezclando entre sí, con lo cual termina de bajar un precepto que antes había que era que cinco tipos filmaban todo durante diez años y eran siempre los mismos nombres y vos decías “loco, esto no es una movida popular, esto es de élite”. Nosotros venimos a romper eso, como distribuidora, pero todo el movimiento de cine de género lo tiene.

PM: -El cine que nosotros promovemos tiene la particularidad de tener un ida y vuelta enorme entre productores y espectadores y entre realizadores entre sí. Lo que ves es una trayectoria, un aprendizaje colectivo, una conciencia de crecimiento, muchos directores se apoyan en la palabra de los demás para aprender. Eso nosotros intentamos fomentarlo con cada evento, con cada encuentro.

HP: -VideoFlims es mejor que todos nosotros, los proyectos son mejores que uno. Las películas de Pablo son mejores que Pablo. Todos nosotros no servimos de a uno. Entendimos juntándonos que nosotros solos no podíamos hacer nada, pero que juntos la movida nos contiene y nos excede a la vez, y eso está buenísimo.

-¿Cómo impacta en la realización de películas el bajo presupuesto?

PM: -La falta de recursos te da una libertad increíble, tenés que ingeniártelas para encontrar un nuevo sistema para que las cosas funcionen. Además, al no haber un estrellato hay mucha más comunicación entre todos, mucha autocritica colectiva, mucho aprendizaje juntos. Permitir que tu propio espectador te diga “qué bueno está esto” solo puede lograrse en un circuito autogestivo, donde todos sumamos un poco.

HP: -El bajo presupuesto no hace la película buena de por sí, pero el valor esta en hacerla a pesar de todo. Si no puedo entrar por la puerta grande del cine nacional, entro igual, pateando la puerta. El hacer es un valor en sí mismo. Lo que también pasa acá es que los egos se bajan mucho

-¿Cuáles son las principales dificultades en la autogestión?

PM: -La gente sin energía, la que te desmoraliza, muchísimo más que los problemas económicos, son lo que te bajan las ganas de laburar, de hacer cosas.

HP: -VideoFlims es apenas autosustentable, nosotros no vivimos de esto y tampoco los realizadores. Pero nosotros lo pensamos como una plataforma para generar otras cosas, conocer más gente, etc. Los directores cedieron su pequeño porcentaje para que las películas se distribuyan porque prefieren que VideoFlims siga existiendo y no ganar plata. Vos comprás una película y nadie gana plata, pero vos tenés la película y al director se lo conoce, una vez más los proyectos están por encima de las personas.

-¿Existe un público específico para este cine en el país?

PM: -Sí, hay un público, pero se va armando cada vez más. No es que solamente le gusta a los jóvenes de nuestra edad. Lo ve cualquier persona y le parece atractivo, porque es entretenimiento. Es ponerte delante de una película, pasa una hora y media y te divertiste. Es jugar a algo.

HP: -No es una movida cerrada, no es impermeable. Todos los movimientos culturales en general son muy cerrados, muy de ghetto, donde si vos querés pertenecer no podés, y querés entrar y buscas la forma y no podes. Esta movida es muy permeable, si vos querés meterte haciendo cualquier cosa o como público o como realizador, o si querés tener una luz en una película, todo termina siendo bienvenido.

Leticia Cappellotto – @TodoDoble

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Teatro

  • Fanny-AlmiranteFanny y el Almirante, o el origen de "la grieta"

    Una obra que pone a jugar la relación ficcional entre dos personajes reales de la historia argentina: Isaac Rojas, vicepresidente de Aramburu e ideólogo del golpe de Estado de 1955 y Fanny Navarro, actriz reconocida, peronista, amiga de Evita, que sufrió en carne propia los efectos de la proscripción.

  • Vida-ObraVida y obra… de mujeres y muñecas

    La pieza está inspirada en la obra del uruguayo Felisberto Hernández (1902-1964), sobre todo en su cuento Las Hortensias, publicado en una revista en 1949. La dramaturgia es creación libre de Mariano González.

  • La Causa Justa-4La causa justa de Osvaldo Lamborghini

    La obra está basada en un cuento legendario de Osvaldo Lamborghini y puede escucharse como una metáfora de la vida política argentina. Violencia irresistible, palabras vacías que no pueden entablar diálogo con los golpes, con el miedo. La palabra se torna inservible.

  • tierra-partidaTierra partida: lo demás no importa nada

    El espectáculo teatral muestra la presencia de una profunda grieta. Recorre los distintos momentos que marcaron la formulación de dos modelos antagónicos de país. Las disputas y luchas entre unitarios y federales simbolizan la fragmentación de las capas dirigentes en el siglo XIX en la Argentina.

  • dematerieDe materie: concierto multidisciplinario

    En el marco del ciclo “Colón Contemporáneo 2017” se presentó en el Teatro Colón De materie (La materia, en español), del compositor holandés Louis Andriessen, con la dirección escénica a cargo del director alemán Heiner Goebbels y la dirección musical a cargo del joven maestro argentino Pablo Druker.

  • musicaLa música: reencuentro y despedida

    En el Teatro La Comedia se repone "La música", escrita por Marguerite Duras a pedido de la televisión inglesa y puesta en escena en 1964. La obra muestra el reencuentro de una pareja para certificar el fin de la relación: el trámite de divorcio. En esa larga noche "dicen y callan las palabras despiadadas, amorosas y definitivas".