Clima United States of America, Ashburn United States of America, Ashburn +25°C

Notas

Mayweather-Pacquiao: La pelea-negocio que llegó cinco años tarde

Mayweather-Pacquiao: La pelea-negocio que llegó cinco años tarde
mayo 04
14:30 2015

¿Se imaginan que hubiese sido si el mejor Romario se encontraba en un mismo equipo con la mejor versión de Ronaldinho? ¿O un mundial con el Diego modelo 86 y el Matador Kempes del 78? ¿O a Marcelo Milanesio en el equipo de la generación dorada? Estas suposiciones son imposibles por un simple factor: el tiempo. El calendario pasa, algunos fuegos se apagan y otras se encienden. En el boxeo pasa lo mismo. Y eso le pasó a la pelea-negocio del siglo, Mayweather-Pacquiao: le llegó cinco años tarde.

El sábado vimos un buen combate, hasta inquietante por momentos, pero no lo que pudo ser. Ambos boxeadores están en el final de sus carreras y arriesgar puede no solo significar perder la pelea, sino el negocio, el poder de negociar en mejor posición. Porque esta pelea tuvo poco de boxeo y muchísimo de negocio.

Lo que pasó arriba del ring resultó secundario. Floyd fue, por momentos, el que dominó los ritmos pero Pacquiao el que puso el fuego, la acción. Como si no tuviese que arriesgar nada y la pelea ya estuviera ganada regulando, Mayweather dominó con el jab y fue más efectivo cuando buscó los espacios.

Nadie duda que interpreta perfectamente la idea de “golpear y no ser golpeado” que rige en el boxeo. Pero esto a veces lo lleva a pecar de amarrete. Hubo rounds que apenas unos golpes le bastaron para empezar a defenderse y salir de la mira del pacman. Esta no era “La Pelea del Siglo” que nos vendieron.

Pacquiao intentó un poco más. Es entendible: el retador tiene que ir a buscar la pelea. Tuvo su momento de gloria cuando en el cuarto round encontró un hueco en la guardia de Floyd y metió un zurdazo que llegó de lleno a la cara del campeón. A partir de ahí se hizo más incisivo el filipino, pero no siempre con la misma suerte. Mayweather estuvo muy firme con su defensa en toda la noche.

Así la pelea se diluyó en la búsqueda del Pacman y la defensa de Money. Nada que no haya hecho Mayweather en sus últimas presentaciones (Guerrero, Canelo y Maidana I y II). Con un detalle: nadie le cortó el ring al yankee como lo hizo el filipino. Eso se notó en los últimos rounds cuando se lo vio a Money mucho más cansado de lo que acostumbra cerrar las peleas. A partir del sexto episodio, ambos boxeadores bajaron la intensidad. Según se excusó Paquiao, tenía un golpe en el hombro que lo lesionó y tuvo que regular.

Y mientras todos esperábamos ilusoriamente que el final sea vibrante y emotivo, se nos escapó la pelea sin grandes manos, con un Mayweather retado por su padre en la equina yendo a buscar un poco más, con decisión y ganas de lastimar, pero solo por arrebatos. Pacquiao se cansó de correrlo y no alcanzarlo, de tirar sus mejor golpes en el final e impactar poco y nada.

Pero cuando solo faltaban diez segundos para que la campana le dé una victoria discutible en las tarjetas (la exagerada 118-110 y dos 116-112), Money levantó las manos mientras miraba a su adversario. No fue un gesto más. Mayweather ganó su pelea, la del inmenso negocio. Mantuvo su invicto, su figura, su marketing y la posibilidad de ser el rey de las negociaciones. Porque no olvidemos que hace rato que esto no es solo boxeo.

Se vendió la transmisión para el 78% de los países del mundo. Money hizo su juego y, obviamente, se llevó la bolsa más grande. 180 millones contra 120 que le tocaron a Paquiao. Hubo casi 30 millones de compras para el Pay-Per-View, algo así como más de un billón y medio de dólares. El protector bucal de Mayweather costó 25 mil dólares. Cada juez se llevó 20 mil y el árbitro 25 mil.

Cuarenta y cinco mil dólares una entrada de reventa. Dos anillos oficiales de la Confederación Mundial de Boxeo costaban 10.506 dólares. Una cadenita con dos guantes con las banderas filipinas y Estadounidense valían 920 dólares. Para un pendrive de la pelea había que desembolsar mil billetes verdes.

Es muy grande lo que había detrás de la pelea. Es muy jugoso lo que le depara para la última pelea del contrato con ShowTime para Maywheather. Era mucho el riesgo como para jugársela y mostrarle al público una bella batalla. Cuando el negocio es tanto, el boxeo queda de lado. Y se notó, aunque Money sea el indiscutido campeón.

Federico Cavalli – @WillyCavalli

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Boxeo

  • marescuellarArgentina sin campeones de boxeo

    El sábado a la noche Argentina quedó sin campeones regulares en el mundo del boxeo. Con la victoria sobre el ring de Abner Mares sobre nuestro Jesús Cuellar, el cetro pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) pasó a manos del mexicano y solo queda el interinato de Brian Castaño en superwelter.

  • narvaezCon 40 años, Narváez sigue buscando ser campeón

    Omar Narváez está empecinado en luchar contra los prejuicios y el tiempo. Con 40 años va en busca de una pelea eliminatoria para el título gallo de la FIP que lo transforme campeón en tres categorías. El sábado venció al venezolano Breilor Terán, en una pelea accesible para El Huracán, donde el rival no estuvo a la altura.

  • Arlt CortazarCortázar y Arlt, la literatura en el cuadrilátero

    El deporte, la estética, la literatura, se unen en un instante, en este preciso momento en que una mano golpea contundente sobre una mandíbula que llevará para siempre el recuerdo de un terrible tortazo. Julio Cortázar y Roberto Arlt supieron sintetizarlo como pocos.

  • Omar NarvaezLos desafíos de Narváez: la categoría gallo y el tiempo

    Omar Narváez encara una nueva locura: subir a la categoría Gallo a los 40 años. El viernes arrancó el camino con victoria ante el venezolano Jesús Vargas.

  • Coton RevecoEl año de Cotón Reveco y lo que se le viene

    El 2015 fue para el Cotón Reveco un año malo, pero solo a nivel resultados. Tres peleas, un triunfo y dos derrotas. Esa fue la lectura que muchos hicieron de la performance del mendocino. Pero está de más decir que es sesgada, muy lineal. Para tener una respuesta de como fue el año tenemos que pasar a las actuaciones.

  • Boxeo Liga MetropolitanaMarcelo Domínguez y la creación de la Liga Metropolitana de Boxeo

    Marcelo Domínguez es un ex boxeador argentino, campeón crucero entre 1995 y 1998 y uno de los impulsores de la Liga Metropolitana de Boxeo que buscar darle experiencia y preparar mejor para el profesionalismo a los jóvenes que se acercan a este deporte.