Clima United States of America, Ashburn United States of America, Ashburn +4°C

Notas

Panorama Africano: Botswana celebró sus 50 años de independencia

Panorama Africano: Botswana celebró sus 50 años de independencia
octubre 03
01:02 2016

Una nueva entrega del Panorama Africano de Notas – Periodismo Popular, un intento por llenar el vacío informativo que dejan los grandes medios de comunicación y una apuesta a fortalecer la circulación de información Sur-Sur. Hoy con información de Botswana, Sudán del Sur y República Centroafricana.

Botswana celebró sus 50 años de independencia

botswanaEl pasado 30 de septiembre el país de África austral llevó a cabo distintos festejos al cumplirse medio siglo de su independencia del imperio británico. De las actividades participaron jefes de Estado de varios países del continente y otras partes del mundo. El acto central se realizó en Gaborone, la capital.

Todo el territorio nacional se vistió con los colores nacionales (azul, blanco y negro) y fueron amnistiados 580 presos por el presidente Seretse Khama Ian Khama.

A diferencia de otros países africanos, Botswana ha logrado mantener una importante estabilidad política -no ha sufrido golpes de Estado desde su independencia- y un régimen democrático relativamente sólido. Además, ser el mayor productor mundial de diamantes ha facilitado los recursos económicos para impulsar un crecimiento sostenido que logró un sorprendente promedio de 9% anual entre 1966 y 1999.

El país es uno de los que más invierte en educación (10% del PBI) lo cual le ha valido altos índices en esa área, pero como contrapartida posee una considerable tasa de desempleo que supera el 17% y desde hace décadas se ve afectado por la epidemia del VIH/SIDA.

En 1964, el Reino Unido aceptó las propuestas de autogobierno en Botswana lo que llevó a la aprobación de una constitución al año siguiente y las primeras elecciones generales. Así se llegó a declarar la independencia definitiva el 30 de septiembre de 1966.

Actualmente viven en el país dos millones de personas sobre un territorio que en un 70% se encuentra cubierto por el desierto del Kalahari.

La guerra civil volvió a su plenitud en Sudán del Sur

Sudan del SurA pesar de que a comienzos de este año parecía que finalmente la guerra civil que azotó Sudán del Sur entre 2013 y 2016 llegaba a su fin, en las últimas semanas -y producto de altercados que ya llevan varios meses- el conflicto interno resurgió con fuerza.

Por un lado las fuerzas rebeldes del Movimiento Popular de Liberación de Sudán en la Oposición (SPLA-IO) anunciaron la captura de la ciudad de Morobo. Kiri Bennett, portavoz militar de esa fuerza realizó una declaración radial donde sostuvo: “No puedo decirle más detalles, pero nuestra fuerzas están ahora en Morobo, y tenemos en Kaya y Yei”.

Ante esto, el ejército bloqueó la localidad de Yei impidiendo el ingreso y la salida de cualquier persona. De esta forma cien mil sursudaneses quedaron aislados.

El conflicto interno que atraviesa Sudán del Sur comenzó en diciembre de 2013 cuando el actual presidente Salva Kiir denunció un intento de golpe de Estado por parte de su vicepresidente Riek Machar.

Bajo el patrocinio de la ONU y la Unión Africana, las partes enfrentadas suscribieron un acuerdo de paz en agosto de 2015 y formaron en abril pasado un Gobierno de unidad nacional. No obstante, el viernes 8 de julio se dieron nuevos enfrentamientos entre facciones del ejército leales a Kiir y Machar. Además de dejar un saldo de alrededor de 300 muertos en Juba, la capital, los combates de ese día produjeron el desplazamiento de 36 mil personas.

En el marco de esas escaramuzas, ambas facciones se robaron suministros alimenticios valorados en aproximadamente 30 millones de dólares de dos almacenes de las agencias de Naciones Unidas, una práctica que se ha dado sistemáticamente durante los últimos años. Asimismo el país sufre una grave hiperinflación. Según el Programa Mundial de Alimentos, el precio de los comestibles subió un 778% tras los últimos enfrentamientos.

Esto ha dejado un saldo de cinco millones de personas (sobre 11 millones de habitantes) en condiciones de subalimentación lo que podría desatar una hambruna sin precedentes.

Por este motivo, recientemente el gobierno sursudanés aceptó finalmente la ampliación de la Misión de Naciones Unidas integrada por 13 mil efectivos, que el Consejo de Seguridad decidió el pasado agosto ampliar a 17 mil. Hasta el momento se había negado debido a que no estaban acordadas las condiciones de la implementación de la medida.

Las escuelas, territorio de lucha en República Centroafricana

República CentroafricanaLa Misión de la ONU en la República Centroafricana (Minusca) exigió a grupos armados que abandonen las escuelas que mantienen ocupadas en diversos puntos del país y que impiden el comienzo de las clases de diez mil niños y niñas.

“Al inicio del año escolar 2016-2017, la Minusca condenó firmemente estos actos, que constituyen, según la misión, una grave violación del derecho internacional humanitario”, dijo Vladimir Monteiro, vocero del organismo en el país. Además precisó que la Minusca demandó a los insurgentes que se mantengan a por lo menos 500 metros de las instituciones educativas.

Desde el inicio del conflicto que azota al país hace tres años se estima que un 38% de las escuelas centroafricanas sufrieron ataques o se utilizaron con fines militares, tanto por las milicias como por soldados de la ONU, la Unión Africana y de las fuerzas francesas desplegadas en la zona.

El conflicto en este país estalló porque las milicias de Seleka (mayormente musulmanas) derrocaron al presidente François Bozizé en 2013 y pusieron en el poder al primer presidente musulmán del país, Michel Djotodia, quién debió enfrentar a las organizaciones armadas cristianas conocidas como anti-Balaka (“anti Machete” en Sango).

Ante la imposibilidad de resolver la disputa, en enero de 2014 asumió un gobierno de transición. Sin embargo los dos grupos armados continuaron actuando en el país. Francia (antigua metrópoli) resolvió entonces enviar una misión militar que llegó a tener hasta 2500 soldados.

Durante la estadía de las tropas francesas surgieron denuncias de abuso sexual a menores de edad. El caso cobró relevancia mundial e involucra incluso a la canciller argentina, Susana Malcorra, acusada de encubrimiento cuando era funcionaria de la ONU. El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, calificó de “repugnantes” los “atropellos sexuales” y exigió una pronta condena a los imputados.

Finalmente en mayo las tropas francesas se retiraron pero continuó una misión de Naciones Unidas que permanece en el territorio. El actual presidente, Faustin-Archange Touadéra, electo el año pasado, intenta avanzar con un programa de desarme de todas las organizaciones militares irregulares.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

África