Clima United States of America, Ashburn United States of America, Ashburn +22°C

Notas

Crónicas de la ocupación: Aida, donde los sueños envejecen (2)

Crónicas de la ocupación: Aida, donde los sueños envejecen (2)
noviembre 06
23:50 2016

Por Julián Aguirre, desde Ramallah. Munther Amira nació refugiado pero habla en presente para referirse al pueblo natal de su familia: Deir Aban. Munther fue nuestro guía en el campo de refugiados de Aida, en la ciudad palestina de Betlehem (Belén).

Si las paredes hablaran

Los campos de refugiados crecen hacia arriba, apoyándose en construcciones precarias, cableados expuestos, calles a medio asfaltar y servicios deficientes o inexistentes. Las autoridades israelíes buscan obstaculizar la construcción de viviendas para evitar que estas superen en altura al muro. Los campos de refugiados son como nuestras villas o favelas, con sus habitantes obligados a vivir en un estado de absoluta vulnerabilidad de sus derechos elementales.

img_0310

Los pequeños departamentos y casas fueron territorio de los mas brutales choques que observó la ciudad durante la Segunda Intifada, iniciada a principios del nuevo milenio. Handala, el niño de brazos cruzados y de espalda al mundo nos recibe dentro del edificio. Creado por el periodista y caricaturista palestino Naji al-Ali, Handala representa la condición de una infancia como refugiado.

Estos edificios fueron y son también testigos del método de castigo colectivo o cuando el ejercito israelí toma represalias contra toda una comunidad en respuesta a acciones individuales. Es que, si bien Oslo preveía la retirada de las tropas ocupantes, los primeros años del 2000 los vieron regresar.

img_0343

En una de estas ocasiones, para responder a una brecha en el muro hecha por jóvenes del campo, las fuerzas israelíes dispararon cientos de granadas de gas lacrimógeno que cubrieron todo Aida como si fuera niebla. Tal concentración de este elemento filtrándose dentro de espacios cerrados puede resultar mortal o dejar lesiones severas a largo plazo sobre el cuerpo. Así fue que al disiparse la nube, una mujer de 45 años fue encontrada ahogada dentro de su habitación.

Para facilitar los allanamientos y patrullajes en las casas, los soldados israelíes comenzaron a demoler a fuerza de martillos las paredes de las viviendas. Pero Judal no iba a quedarse cruzada de brazos mientras tiraban abajo su hogar. Avisó a los soldados que si querían revisar su casa no tenía miedo de abrirles e invitarlos a pasar. No llegó a abrir la puerta cuando una granada arrojada desde el exterior la mató al instante.

img_0344

Al subir a la terraza vemos la otra cara del sistema de ocupación, una realidad contrastante con el hacinamiento de Aida: una gran extensión de territorio natural, salpicada por los usuales puestos militares y colonias. Aida es un castigo urbano a donde unos son confinados para controlar el territorio.

Desde el techo puede verse también la escuela primaria levantada por la ONU. No tiene ventanas, fueron bloqueadas después de seis incidentes en la que guardias israelíes dispararon contra las aulas desde las torres de observación del muro.

Munther comenta con su ya típica ironía que al menos eso ayuda a conservar el calor en invierno, pero que en verano crea un ambiente asfixiante para los hasta 45 alumnos por aula.

img_0387

El guía se arrepiente de que hayan aceptado vivir en las casillas construidas por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ya que se hicieron siguiendo modelos que no atienden a las necesidades prácticas de las familias, son insuficientes para albergar al gran número de personas que compone cada una y están lejos de saciar sus necesidades de todos los días. Sus techos de chapa fueron reemplazados por los mismos habitantes para evitar el calor abrazador que se genera con el sol.

Para Munther las carpas no solo resultaban más prácticas, sino que le representaban una situación temporal. Acomodarse a una casa de concreto es sinónimo de aceptar la permanencia del estado en el que se encuentran él y el resto de los refugiados.

img_0321

El costo de la felicidad

Caminamos por las calles del barrio “Abdul Rahman”, llamado así por Abu Shadi, un joven de 13 años asesinado en 2005 por militares israelíes. Ahí vive su familia y sus amigos, en callejones de colores que recuerdan a las pintadas de La Boca, razón por la que se la llama “la calle colorida”.

img_0402

Un grupo de chicos nos sigue por todo el trayecto, curiosos, distantes al principio. Munther les tiene que explicar qué buscamos antes que nos tomen confianza. Después posan sus ojos sobre las cámaras de fotos, con las que se divierten un rato.

Juegan un juego peligroso los chicos de Betlehem, Hebrón y otras ciudades. Si ven a un extranjero con aspecto de “gringo” le saludan con un “shalom” (“paz” en hebreo, saludo común entre la comunidad judía y hermanado con el árabe “salam”). Si algún desprevenido no entiende el código y devuelve el saludo, puede ser tomado como un israelí y sufrir la “venganza” de los menores. Es que para muchos de estos chicos el único contacto que han tenido con un israelí se da en su relación con los soldados.

img_0393

Una de las anécdotas que nos contaron al respecto relataba cuando los soldados persiguieron a un grupo de chicos después de que estos estuvieran arrojándoles piedras. En la huida, perdieron dos bicicletas a manos de los israelíes. Entonces, acompañados por Munther, se pararon frente al muro a cantar por sus bicicletas. Al cabo de un rato las tuvieron de vuelta.

Para Munther, enseñar alegría a los chicos es una de las mejores herramientas que tienen a mano para resistir. Cuando la ocupación se filtra en cada uno de los aspectos y momentos de su crecimiento, poder transmitir la felicidad de vivir se vuelve una lucha tan grande como la política y la económica.

@julianlomje

Fotos: Julián Aguirre

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Europa

  • MatsyahuNueve integrantes del colectivo BDS van a juicio en España

    Los activistas que hace un año y medio propusieron un boicot para que no se invite al Festival Rototom Sunsplash al rapero judío de origen estadounidense Matisyahu, reconocido defensor de los crímenes del sionismo, hoy son juzgados por "promoción e incitación pública a la discriminación y al odio". Hay una campaña internacional en su defensa.

  • PodemosEspaña: entre el congreso del PP y la asamblea de Podemos

    Luego de la seguidilla de elecciones que tuvo el país entre 2014 y 2016 los partidos políticos redefinen los caminos a seguir. Este fin de semana fue el turno del gobernante Partido Popular y Podemos. Aún resta definir el futuro del PSOE.

  • notas-asier“Tenemos que poner en marcha la fase independentista”

    A cinco años del fin del conflicto armado, Asier Altuna Epelde, responsable para América del partido Sortu, afirmó en diálogo con Notas que la izquierda nacionalista vasca debe dar un paso adelante y buscar la separación de España.

  • rumania-1Masivas protestas en Rumania contra el gobierno y la corrupción

    Desde el martes la capital y las principales ciudades del país balcánico son escenario de masivas movilizaciones en rechazo a un decreto del gobierno que despenalizaba la corrupción si el delito cometido era por un monto menor a 48 mil euros. Aunque las autoridades dieron marcha atrás el sábado, el domingo salieron a la calle medio millón de personas.

  • bloody sunday 2Ningún culpable a 45 años del "Domingo sangriento" en Irlanda

    El 30 de enero es una fecha que ha quedado grabada a fuego en la memoria del pueblo irlandés. Se recuerda uno de los más violentos ataques del ejército británico en Irlanda del Norte durante una manifestación pacífica en la que participaban más de 20 mil personas en la ciudad de Derry.

  • podemos-2Comprender la interna de Podemos (II)

    El partido español se encuentra en un proceso de debate de cara a su segunda Asamblea Ciudadana. En Notas continuamos analizando algunas de las diferencias entre las propuestas de los distintos grupos que lo conforman.