Notas

Marcos López: “Me interesa la ambigüedad de la zona de fronteras como pensamiento”

Marcos López: “Me interesa la ambigüedad de la zona de fronteras como pensamiento”
noviembre 09
00:04 2016

En el marco la Feria de las Colectividades de Rosario, entrevistamos al artista Marcos López, quien fue convocado para montar el stand de Argentina al que denominó “Nuevas Identidades”. Lo que creó fue una verdadera máquina personal, una especie de montaje en el que cada elemento presente podría funcionar como la imagen viva de su obra.

Marcos López, artista oriundo de Santa Fe, dedicó gran parte de su vida a la fotografía, aunque reniega de ser catalogado solo como fotógrafo. Le gusta romper con la frontera entre una disciplina y otra: escribe, filma, pinta, garabatea ideas para expresar lo que nos caracteriza como época, trabaja con la prueba y el error. Su obra habla en gran parte sobre la identidad, en un país en el que el ser nacional está siempre en disputa, en discusión, en disolución. Tampoco se priva de polemizar en el terreno de la política. Su imaginario se remite a la pampa gringa de los inmigrantes y a la cultura popular latinoamericana, en días en que el senador Miguel Ángel Pichetto y el ministro de derechos humanos, Claudio Avruj, relanzan el debate sobre el control migratorio.

Lo entrevistamos en una mesa larga, cubierta de un mantel azulino decorado por margaritas. Esa textura del mantel de hule, bajo los brazos sudados por el calor vespertino, era secretamente una parodia de la propia obra de López, que evoca la imagen de un mantel gastado en la memoria de Leonardo Favio. Aun faltando muy poco para la inauguración del stand argentino, nos concedió unos minutos.

-¿De qué se trata la muestra “Nuevas Identidades” que estás presentando en Rosario?

-Me convocó la Secretaría de Cultura de la Municipalidad para hacer un proyecto más que una muestra, un lugar de encuentro, un grupo de trabajo sobre la idea de las nuevas migraciones, las nuevas formas migratorias, las nuevas ideas de identidad. Repensar en conjunto, a partir de la fotografía -porque la gente tenía que mandar fotografías- las nuevas migraciones y las colectividades no tradicionales: africanos, paraguayos, chinos, taiwaneses. Investigar, pensar, hacer. Y se nos ocurrió de nombre “Nuevas Identidades”. Nunca me gusto ponerle nombres a las cosas. ¿Por qué ponerle nuevas? ¿Por qué ponerle identidad? Un tipo en Facebook me escribió y me dijo: “¿Por qué no le llamas identidades móviles? Como algo que se mueve, la cosa de los teléfonos móviles”. Y digo, bueno, me gustaría cambiarle el nombre.

Entonces, se seleccionaron 15 participantes y ahora estamos terminando de montar la muestra. La idea es que cada uno  de ellos siga trabajando no solo con fotos sino con textos. A ver si hacemos un sitio de internet, un blog, un libro impreso.

-¿Es la primera vez que venís a la Feria de Colectividades?

-Nunca había venido acá, aunque sí hice muchas cosas en Rosario, tanto en el CEC (Centro de Expresiones Contemporáneas) como en el Museo Castagnino. Pero esta feria me gusta. Es raro también lo de las colectividades, esa delimitación. Porque es un poco anacrónica la idea del stand de los israelitas, de los peruanos. El mundo ya no es así. Es como una ilusión, una cosa un poco caricaturesca de la idea de grupo. Pueblos originarios, peruanos, paraguayos, está todo mezclado, todo es parte de todo. Por eso digo que me interesa la ambigüedad de la zona de fronteras como pensamiento, como una neblina de fronteras. De hecho, a veces me molesta clasificarme solo como fotógrafo. Sí, soy fotógrafo, pero también soy otras cosas. Escribo, voy a por publicar un libro con mis textos.

-¿Qué significa para vos pasar de una instalación en el Centro Cultural Néstor Kirchner a presentar un stand en una feria?

-Para mí, todo mi trabajo es una continuidad de cosas. Yo trabajo en paralelo, en multiplicidad. No paso de una cosa a la otra. Estoy en continuado haciendo cosas y las hago interactuar, dialogar. Trabajo con varios proyectos a la vez. Lo que sí me gusta es la idea de feria popular, la idea de montar la cosa así, con artesanía. Yo siempre investigué la artesanía popular. Me gusta lo gastronómico. Mis fotos tienen un lenguaje muy claro, no es complejo. A parte me gusta la idea del río, del Paraná, lo que simboliza el Paraná. Estoy contento.

-Hace poco, en una entrevista en Página 12, dijiste que el arte contemporáneo te aburre y que tu idea es volver a las raíces…

-Yo digo una cosa y después digo otra. Me aburro del arte contemporáneo y mañana tal vez estoy en un coctel en el MALBA. Un día me aburro, otro día me gusta. Soy artista y soy artista contemporáneo, porque pienso las cosas desde la contemporaneidad. Lo que me aburre es el mercado del arte, los códigos sofisticados del ambiente del arte contemporáneo, me parecen un poco snob. Entonces siempre trato de salirme de los casilleros. Hace poco escribí una obra de teatro con improvisaciones, trabajo con pinturas, me interesa el cine, filmo. Soy una persona que va modificando los soportes.

-¿Actualmente estás filmando?

-Sí, estoy filmando una película que se llama Mi barrio, mi mundo con el teléfono. Y también un documental que se llama Ser nacional, que tiene que ver con una exposición que está ahora en el Centro Kirchner. Posiblemente hagamos un documental sobre esto. Voy a hacer una muestra en París la semana que viene, muy importante: “Paris Photo”. Sobre mi trabajo con Liliana Maresca, una artista que murió, de los años 80, un trabajo en blanco y negro. También se va a inaugurar en Buenos Aires dentro de quince días esa exposición. Trabajo siempre en varios proyectos a la vez.

-Soles decir que tu obra, que tus fotografías, son una caricatura con subtexto trágico…

-La vida tiene un subtexto trágico. Ayer hubo una manifestación de “pueblos originarios”, entre comillas, frente al monumento a la bandera. Y vi la cara de esas personas que venían en un colectivo, guiadas por quién sabe quién, con unos carteles del Partido Comunista. Me parece anacrónico que exista un partido que se llame Partido Comunista porque el comunismo ya no existe en el mundo. También la palabra “peronismo” me parece antigua, anacrónica. Habría que inventar otra palabra.

El mundo es trágico, las migraciones, la gente que se muere tratando de llegar a Italia, las migraciones en Europa huyendo de la guerra, la desigualdad social, la hipocresía del kirchnerismo. Todo me parece trágico. Entonces, el humor me ayuda a transitar un poco lo doloroso de la vida y tratar de encontrar un diálogo, un gesto de ternura, de encuentro, de amistad.

El hijo ilegítimo de Diego Rivera y Andy Warhol

La obra de Marcos López es un quebrantamiento de fronteras. Ser Nacional es una máquina de masticación de obras: exploración de la materia más discutida de nuestra historia, recorre momentos claves del país y coloca en un mismo lugar una pintura de Berni y una foto de Carlos Menem en la mesa de Mirtha Legrand. Lo que suena de fondo es Luca Prodan cantando suavemente “secate el pelo con Wellapon”.

“Nuevas Identidades” es una performance fotográfica en carne viva, donde podemos apreciar una gigantografía de Ceferino Namuncurá ploteada entre parillas de choripán y manteles de hule. Una muestra con artistas locales invitados e intervenciones de estudiantes de bellas artes, un set fotográfico donde cualquiera tiene sus quince segundos de inmortalidad. El stand de Nuevas Identidades desacraliza el arte contemporáneo, lleva la obra a la feria como alguna vez un artista llevó el mingitorio al museo.

Por todas partes, rostros de un mundo diverso, multicultural. En cada esquina, el color de Pop Latino que encontró en los 90 menemistas, evocando un “país como shopping center de cartón pintado”, un Todo por $2 o un parque de diversiones en Gálvez. Por doquier, esas miradas. Todo puede ser irónico en las composiciones de Marcos López, excepto las miradas.

Diego Rach – @tre393 y Jorgelina Tomasin – @jorgelinaa_t, desde Rosario

Foto: Jorgelina Tomasin

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Música

  • indio-solari-olavarriaCarta abierta al Indio Solari

    Por Ariel Parajón. No hago esta reflexión en base al amarillismo de los medios masivos de desinformación, ya que "aquí gracias a Dios uno no cree en lo que oye"; hablo con la autoridad subjetiva de haber estado ahí. Y no me sentí cuidado a pesar de que vos pedías que nos cuidemos entre nosotros.

  • foto-fito1Fito Paez cumple años: un tipo "del 63"

    Fito Paez nació un 13 de marzo de 1963 en Rosario, Santa Fe. Su álbum "El amor después del amor" es hasta la actualidad el más vendido del amplio rubro. 10 canciones en su cumpleaños.

  • Recital del IndioLas voces de la misa ricotera en Olavarría

    El sábado el Indio Solari volvió a movilizar a cientos de miles en Olavarría. Lamentablemente, dos personas murieron producto de una avalancha durante el show. Notas dialogó con quienes estuvieron ahí sobre el significado de la misa ricotera, el recital y cómo estuvo organizado el evento.

  • Avalancha-indio solari#IndioEnOlavarría: ¿por qué la fiesta terminó en tragedia?

    ¿Qué falló en Olavarría? ¿Por qué una fiesta popular como es un recital de uno de los máximos íconos del rock terminó en una tragedia? ¿Negligencia, desgracia, afán de lucro o un poco de todo?

  • CharlyAntes que el Indio: cuando Charly metió 200 mil personas en Puerto Madero

    Fue el 27 de febrero de 1999. El show era parte del ciclo "Buenos Aires Vivo 3" organizado por el gobierno porteño que durante aquellos años llevaba a cabo festivales gratuitos con reconocidos músicos nacionales. Ese día tocó Charly García y grabó su disco en vivo Demasiado Ego. Fueron a verlo 200 mil personas.

  • cafe-tacubaCafé Tacvba deja de tocar "La Ingrata" para no fomentar la violencia de género

    Lo sugirieron en una entrevista de noviembre del año pasado, pero en los hechos hace varios recitales que la banda proveniente de México no interpreta uno de sus principales éxitos a pesar de los pedidos del público. "La Ingrata" es un corrido mexicano que alardea de un femicidio.