Notas

¿Qué pasa en el fútbol argentino?

¿Qué pasa en el fútbol argentino?
noviembre 09
23:37 2016

Por Sebastián Tafuro. La foto muestra a Lionel Messi y en él se depositan las esperanzas de una Selección Argentina desahuciada que afrontará dos partidos claves de cara a la clasificación a Rusia 2018. Sin dramatizar, hoy estamos fuera de los cinco que van a tierras soviéticas (cuatro directos y uno a repechaje) pero el trayecto que queda aún es largo. Los cruces con Brasil y Colombia dictarán el pulso de lo que viene. Si hay peligro en serio o lo disipamos.

¿Pero qué hay detrás de esa falta de rumbo en lo futbolístico tras haber llegado a tres finales en los últimos años? ¿Todo empieza y termina en la pelotita? La respuesta es un contundente no. El fútbol argentino atraviesa una crisis de larga data y sus supuestos salvadores apuestan a una reconfiguración que sólo será un negocio para (muy) pocos y perjuicio para casi todo el resto.

Mientras rezamos porque el crack del Barcelona se inspire y demos un batacazo en Belo Horizonte, dirigentes políticos y deportivos cocinan fuertes cambios que, como hemos experimentado a nivel país, no permiten esperanzarse con mejoras reales para el desastre en el que está inmerso nuestro fútbol. Fin del Fútbol para Todos (FPT) y privatización del mismo, creación de la Superliga y la habilitación para que los clubes puedan convertirse en sociedades anónimas son el combo que, auspiciado por el Poder Ejecutivo de la Nación, avanza a paso redoblado venciendo las diversas resistencias que se oponen en el camino.

En relación a la televisación del fútbol, las señales vienen siendo claras desde la asunción del gobierno de Macri y terminaron de consolidarse el último fin de semana a partir de la reinstalación mediática del tema: el adiós al FPT no sólo significa la retirada del Estado de este ámbito y la apertura del juego a otros poderosos actores, sino que implicará que todos los hinchas debamos pagar para ver el deporte que nos apasiona. Un derecho que parecía adquirido a partir de aquel histórico acuerdo entre la AFA y el gobierno de Cristina Fernández en 2009, pega una vuelta de tuerca que, si no nos secuestra los goles como en los años previos, queda muy cerca de parecerse a ese capítulo esencialmente noventista.

En ese nuevo marco se desarrolla el proyecto de la Superliga, modelo que se inspira en lo acontecido fundamentalmente en España e Inglaterra. Como sucede allí, habrá una nueva estructura, dentro de la AFA pero independiente, que tendría a su cargo la Primera División y la B Nacional mientras que la casa madre se ocuparía del resto del Ascenso, el Consejo Federal y todo lo concerniente a la Selección. A su vez, seguiría con la organización de la Copa Argentina y el manejo del Tribunal de Disciplina.

Al margen de lo deportivo -se apunta a llegar a 22 equipos en 2020- y la saludable idea del “fair play financiero”, la discusión de fondo, como no podía ser de otra manera, pasa por el dinero. De los ingresos que se reciban, fundamentalmente a partir de los derechos de televisación (acá todavía pervive la duda si habrá un acuerdo AFA-Superliga o serán manejos absolutamente separados), el 78% sería para la A, el 12% para la B Nacional, el 8% para las otras categorías del ascenso y el fútbol del Interior y el 2% restante para la administración de la Superliga.

Además del reparto desigual entre los clubes de la A -aunque a partir de la temporada 2017/18 podría haber una fórmula más equitativa que combine distintos factores-, la situación más espinosa hoy en día pasa porque la B Nacional quiere aumentar su parte a 20% y tener 12 representantes en la Comisión Directiva de la Superliga. Sin el acuerdo de esta categoría, la propuesta no podrá avanzar con lo cual es de esperar que nuevas negociaciones logren destrabar este punto.

El impulso a esta competencia está firmemente asociado a la potencialidad del negocio televisivo -el gobierno le presentó a la AFA una primera oferta de Fox y Turner por 2500 millones de pesos anuales- y otras plataformas que sobrevendrán en un futuro no tan lejano.

Finalmente el combo se completa con la intencionalidad gubernamental de modificar el Estatuto de AFA para abrirle la puerta a que los clubes, que actualmente son asociaciones civiles sin fines de lucro, puedan tener la opción de convertirse en Sociedades Anónimas Deportivas (SAD).

A una nueva estructura organizativa y a una nueva televisación -donde quedan muy claros los ganadores y los perdedores de ese esquema- le corresponde una nueva institucionalidad. Con el espejo del fracasado modelo chileno, Macri y sus lugartenientes pretenden la revancha de lo que fue la gran derrota del ingeniero cuando fue presidente de Boca. Aún a sabiendas de que hay diversas experiencias mundiales que muestran el desastre que implican las SAD -que, a partir de la lógica empresarial, se suben al barco con la expectativa de la ganancia pero si la misma no se da en los términos que esperan, se retiran dejando tierra arrasada a su paso- el macrismo parece ir a contramano de esos ejemplos. Pone sobre la mesa la idea de “evolución” dejando en claro que no le importa la función social y cultural de los clubes y que los mismos, en uno de los signos más relevantes de nuestra cultura deportiva, son y deben seguir siendo de los socios.

Belo Horizonte aparece en el escenario para que Argentina se reencuentre, en una cita ideal por historia y actualidad, con el camino extraviado en estas Eliminatorias de espíritu cambiante. Los nervios nos invadirán si las cosas no salen y, por supuesto, habrá un momento en que nos encomendaremos al rey Lionel. Buscamos un salvador, un único héroe en este lío. El fútbol argentino, y en esa estructura se halla esta Selección deprimida, busca soluciones a un panorama desolador desde hace un tiempo. Pero los vientos de cambio que lo atraviesan, aún con esa necesidad real de modificaciones, no auguran un futuro mejor. ¿Podemos hablar sólo de la pelotita?

@tafurel

Notas relacionadas

1 Comentario

  1. jose maria pela
    jose maria pela marzo 04, 11:12

    El unico que estara feliz de que no haya futbol es (Werner) ya que no le van a ser goles es tan malo como arquero que es de la unica manera que puede existir que no le hagan goles . Pues es tan cuadrado que hace acordar al pato abbondansieri otro nabo igual que el. Que nos haga un favor y se dedique a otra cosa que no sea atajar.

    Reply to this comment

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Fútbol

  • Ruud KrolLa carta del holandés

    El 13 de junio de 1978, la revista El Gráfico publicó una carta escrita por el periodista Enrique Romero atribuyéndosela al jugador holandés Ruud Krol, quien repartiendo loas del país anfitrión del Mundial y sus soldados llevaba tranquilidad a su familia, especialmente a su hija Mabelle de tan solo tres años.

  • tarjeta rojaAvanza la campaña internacional Tarjeta Roja a Israel

    Se le exige a la FIFA que aplique su propio reglamento y expulse a la Asociación Israelí de Fútbol por aceptar en su liga a equipos de los asentamientos ilegales en territorio palestino. También se prepara un repudio a la presentación de la selección israelí en España del próximo 24 de marzo, en partido de eliminatorias para el Mundial 2018.

  • Argentina Polonia 1976El fútbol: lo primero que la dictadura no prohibió

    El 24 de marzo de 1976, la Junta Militar emitió 31 comunicados por Cadena Nacional. Solo uno, el vigésimo tercero, no prohibía algo sino que otorgaba un permiso: los argentinos podrían escuchar el partido que la selección dirigida por Cesar Luis Menotti disputaba frente a Polonia.

  • AFAtvSobredosis de TV (paga)

    Por Sebastián Tafuro. En medio de la fuerte crisis que se desató en la AFA desde la muerte de Grondona, esta semana se definió que Fox-Turner tendrá los derechos de televisación y Torneos y Competencias volverá a hacerse cargo de la producción integral de contenidos. Un paso atrás para la sociedad.

  • Bruno FernandesClub de fútbol pierde sponsors por contratar arquero condenado por un femicidio

    Por el momento han sido cinco las marcas que decidieron retirar su publicidad del club Boa Esporte de la segunda división del fútbol brasileño. El motivo fue la incorporación al plantel del arquero Bruno Fernandes, condenado en 2013 por el crimen de Eliza Samudio, madre de uno de sus hijos.

  • FAASergio Marchi: "No va a haber fútbol"

    El secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) confirmó que la medida de fuerza se sostiene, a pesar de los intentos de los dirigentes por destrabar el conflicto y dar comienzo al campeonato.