Clima United States of America, Ashburn United States of America, Ashburn +5°C

Notas

Japón: el fantasma de Fukushima se agita con cada nuevo sismo

Japón: el fantasma de Fukushima se agita con cada nuevo sismo
noviembre 21
23:13 2016

Un sismo de 7,3 grados en la escala de Richter que se registró a 60 kilómetros de las costas del Japón revivió los fantasmas de la devastación que dejaran el terremoto y el tsunami subsiguiente en el año 2011. La consecuencia más grave del evento sísmico fue explosión de dos reactores de la central atómica de Fukushima en lo que constituyó el accidente nuclear más grave de la historia después de Chernobyl.

Fukushima es la ciudad capital de la prefectura del mismo nombre, ubicada en la región de Tohoku de la isla Honshu, una de las que componen Japón. Según el censo de 2010, poseía más de dos millones de habitantes, con lo que apenas alcanza el puesto 18 de las metrópolis niponas más pobladas. Se estima que hay una comunidad de unos 4 mil argentinos en la ciudad.

En horas de la madrugada, a las 5.59 hora local, se registró un sismo con epicentro en el mar, a 67 kilómetros al noreste de la localidad costera de Iwaki. El servicio geológico japonés estimó que el terremoto era de magnitud 7,3, medida que fue luego revisada por el Servicio Geológico de Estados Unidos, que lo rebajó a 6,9.

Para que se genere un tsunami luego de un terremoto tiene que registrarse un particular tipo de movimiento ascendente de las placas en actividad. Luego del temblor, que se sintió con intensidad hasta en Tokio, las autoridades japonesas confirmaron el pronóstico de posible tsunami y en la madrugada (para nosotros, en horas de la tarde del lunes) ordenaron la evacuación de la ciudad de Fukushima, previendo que podían llegar a producirse olas de hasta 15 metros de altura.

Al momento del cierre de esta nota aún el oleaje llegado a las costas era menor, pero las órdenes de evacuación y el alerta de tsunami para toda la costa nordeste de la isla se mantenían. La planta nuclear de Fukushima informó que por el momento sólo se registró un incidente menor (el apagado durante una hora del sistema de refrigeración de un reactor), pero que permanecen activos todos los protocolos de emergencia.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, que se encuentra en visita oficial en nuestro país, llamó a los ciudadanos nipones a “tomar las medidas necesarias para los desastres”.

En pocas horas también podría activarse un alerta al otro lado del Pacífico, ya que estos tsunamis pueden llegar a atravesar el mar hasta impactar en los diversos países de América latina que poseen litoral pacífico.

El desastre nuclear de 2011

El 11 de marzo de 2011 un terremoto de 9 grados de magnitud que se combinó con un violento tsunami generó uno de los peores accidentes nucleares de la historia. Junto con la catástrofe ucraniana de Chernobyl de 1986 son los dos únicos eventos que alcanzaron el nivel 7 en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares.

La planta generadora de electricidad gestionada por la empresa Tokyo Electric Power Company (Tepco), una de las 25 mayores del mundo, cuenta con seis reactores de agua en ebullición. El terremoto inmediatamente generó cortes de energía y problemas en la refrigeración de los tres reactores que estaban funcionando en ese momento (otros tres estaban de parada técnica) situación que inmediatamente el tsunami transformó en un caos atómico.

Estudios posteriores demostraron que no sólo los sistemas de seguridad eran insuficientes sino que tampoco se habría previsto seriamente la posibilidad de tsunami en una zona conocida como el anillo de fuego, una de las regiones del mundo con mayor actividad sísmica. El muro de contención para el oleaje era muchísimo menor que lo requerido y el agua marina colapsó sistemas vitales de la planta.

Así se registraron fusiones parciales del nucleo de los reactores 1, 2 y 3, explosiones e incendios descontrolados y hasta el sobrecalentamiento de las barras de combustible usado, que se quedaron sin refrigeración. La catástrofe implicó el lanzamiento de importantes cantidades de partículas radioactivas al aire (que luego pudieron ser registradas hasta en Finlandia) y, sobre todo, el vertido de millones de litros de aguas contaminadas al mar.

Una grieta en uno de los reactores comenzó a liberar directamente material radioactivo al océano, registrándose mediciones de radioactividad en el agua hasta 7,5 millones de veces superior al límite legal. Días después del accidente Tepco virtió al mar otras 11.500 toneladas de agua contaminada. En 2015 todavía se podían medir partículas de cesio, yodo y plutonio en la costa de California, aunque con niveles de peligrosidad muy bajos.

La catastrófica combinación de terremoto, tsunami y accidente nuclear terminó con más de 20 mil muertos y 200 mil evacuados. También fueron desalojados 40 kilómetros cuadrados de viviendas en torno a la planta nuclear (un perímetro de seguridad que hoy se redujo a 20 kilómetros). Más de 70 mil ciudadanos japoneses continúan viviendo en campamentos de refugiados sin poder volver a sus hogares.

Además de los trabajadores de la planta y de las decenas de rescatistas más gravemente afectados por la radiación, hoy en Japón hay cientos de niños con secuelas del accidente. Cáncer de tiroides, hemorragias nasales, dolores de cabeza, erupciones cutáneas y otras afecciones derivadas de la radioactividad son mucho más frecuentes que lo habitual en niños de la región. Un estudio privado llegó a contabilizar a unos 600 menores afectados.

Las madres de los chicos denuncian que ni el gobierno ni la empresa Tepco asumen plenamente sus responsabilidades ni se ocupan de asesorar a los afectados y a sus familias, apuntando constantemente a minimizar el impacto de la catástrofe y a justificar los casos como naturales.

La planta nuclear de Fukushima va a ser desactivada definitivamente por haber sufrido daños estructurales, pero el proceso iniciado en 2011 requiere por lo menos de otros 35 años para ser llevado a término completamente.

Mientras tanto, el espectro de Fukushima revivirá en cada alerta sísmica.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Brasil 2014