Notas

Amplio repudio a la sentencia contra Milagro Sala

Amplio repudio a la sentencia contra Milagro Sala
diciembre 28
23:32 2016

Terminó el primer juicio a Milagro Sala. El Tribunal Oral Federal N° 1 de Jujuy decidió, por unanimidad, declarar prescripto el delito de amenazas y condenarla a tres años de prisión en suspenso por el delito de daños.

La sentencia y los hechos

Los hechos pueden resumirse en breve: en el año 2009 se realizó un escrache al entonces senador nacional y hoy gobernador, Gerardo Morales. Milagro Sala no estaba en el lugar. Por eso su responsabilidad no es como como autora del delito que sino como instigadora. La prueba sería la declaración de dos testigos que dijeron haber participado de una reunión donde la dirigente social había ordenado hacer el escrache. Los testigos son Rene “Cochinillo” Arellano y su esposa Cristina Chauque. Ninguno de los dos participó del escrache. Y Arellano, además, mintió. Dijo que estaba desocupado cuando trabaja desde el 1 de julio como coordinador de cooperativas para el gobierno de Morales.

Vale la pena recordar que los fiscales federales de Jujuy, Domingo Batule y Federico Zurueta, habían pedido una pena de tres años por los dos delitos: amenazas y daño. Es por lo menos llamativo que habiendo el TOF declarado prescripta una de las acciones, haya sostenido la pena solicitada por los fiscales.

Los jueces también incluyeron en la sentencia una lista de conductas que debía seguir Milagro Sala durante la prisión en suspenso. Como si se tratara de una ironía, incluyeron tres horas de trabajo comunitario por semana.

Los otros acusados eran Graciela López y Gustavo Salvatierra. Ellos fueron condenados como autores materiales del daño que supuso para Morales el escrache. A López el TOF le dio tres años y a Salvatierra, dos. Ambos con prisión en suspenso.

El repudio

Horas después de que se conociera el veredicto el presidente de Bolivia, Evo Morales, hizo circular un mensaje de apoyo en las redes sociales: “Expresamos nuestra solidaridad con Milagro Sala y condenamos la criminalización de la protesta social que solo busca justicia, igualdad y la dignidad de los más pobres. No se puede silenciar la voz de los humildes. Milagro Sala representa la lucha de todos los movimientos sociales”.

El Centro de Estudios Legales y Sociales emitió un comunicado en la tarde del miércoles afirmando que “se trata de una sentencia arbitraria en la que se condenó sin pruebas, luego de un proceso judicial en el que se hizo todo lo posible para sostener la acusación por hechos que, en todo caso, solo podrían admitir una calificación más leve y que deberían haber sido considerados prescriptos”.

Más adelante agrega que: “Esta utilización del derecho penal para lograr una condena por un hecho de protesta social es un precedente peligroso para la vigencia de derechos básicos en un Estado democrático”.

Dirigentes de todo el arco político expresaron su solidaridad a la dirigente de la Tupac Amaru. Desde Martín Sabatella hasta Nicolás del Caño, pasando por Itai Hagman y Jorge Taiana.

Entre los más destacados estuvo el mensaje que la abogada y dirigente Myriam Bregman difundió en las redes sociales. Ahí decía: “El objetivo de este juicio es claro: Gerardo Morales quería una sentencia que legitimara la impunidad y la represión a los que se atrevan a enfrentar sus planes de ajuste, tan a tono con el Gobierno nacional. Nos mantenemos firmes en la exigencia de libertad a Milagro Sala”.

Las últimas palabras

Antes de que el TOF leyera su resolución, la dirigente social tuvo la oportunidad de dirigirse a los jueces. Empezó advirtiendo: “No hemos robado nada, hemos trabajado, hemos dignificados a miles de compañeros, ese fue nuestro pecado” y agregó: “Nosotros entendimos que no teníamos que luchar para comer hoy, sino para hoy, mañana y pasado (…) ‘Queríamos igualdad en este país tan rico, donde hoy volvieron a llevarse lo que siempre se llevaron las grandes empresas, las grandes corporaciones”. Para finalizar dio una explicación a lo que llegaría más tarde: “Dignificar a los que menos tienen significó estar sentados en este sillón hoy”.

Elizabeth Gómez Alcorta, abogada defensora de Milagro Sala, declaró después de conocerse el veredicto: “Para nosotros, en principio, es injusto y no está ajustado a derecho, no hay ninguna prueba válida para decir que Milagro haya enviado a nadie”. Y advirtió que apelarían la sentencia ante Casación Penal.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Derechos Humanos