Notas

Tilda Rabi: “La impunidad con la que se maneja Israel en el mundo debe terminar”

Tilda Rabi: “La impunidad con la que se maneja Israel en el mundo debe terminar”
diciembre 28
01:07 2016

Este viernes 23 el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) aprobó la Resolución 2334 que condena explícitamente la política de asentamientos israelíes en territorio palestino afirmando que “no tienen validez jurídica y constituyen una violación flagrante en virtud del derecho internacional”, exige a Israel que les ponga fin inmediato y afirma taxativamente que no reconocerá “ningún cambio en las líneas del 4 de junio de 1967”. Esta resolución histórica fue aprobada con 14 votos a favor y la abstención de Estados Unidos, que esta vez eligió no ejercer su derecho de veto, en un hecho inédito a pocos días del fin del mandato de Barack Obama como presidente del país.

Inmediatamente después de conocerse la resolución del Consejo de Seguridad, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) anunció que su país “tiene varios planes para dar seguimiento a la resolución antisraelí aprobada por el CSNU” y que acudirá a la Corte Penal Internacional (CPI) para que investigue “todos los crímenes de guerra israelíes, sobre todo los asentamientos”.

Tilda Rabi, presidenta de la Federación de Entidades Argentino Palestinas, dialogó al respecto con Radio Sur 88.3.

- ¿Cómo evaluás la aprobación de esta resolución en el Consejo de Seguridad?

– Para nosotros esto es un hecho histórico. Hace mucho tiempo que EEUU no se abstenía en una votación de este tipo. Y el simple hecho de no haberla vetado ya realmente conforma un hecho histórico. Además se trata de una resolución presentada por la Liga Árabe, mientras que Nueva Zelanda, Malasia, Venezuela y Senegal fueron coautores de este texto que exige claramente la paralización de los asentamientos y la devolución del territorio ocupado desde el año 1967, considerando esto como graves violaciones al derecho internacional.

- Para la mayoría de la gente es difícil imaginarse lo que pasa en esa parte del mundo, a la distancia. ¿Qué implica un asentamiento en Palestina?

– Son colonias de ocupación, que dividen ciudades y poblados palestinos. Los asentamientos van robando el territorio. En 1947 la Asamblea General de las Naciones Unidas dictó la Resolución 181 que propuso la partición de Palestina, otorgándole un 53% del territorio al nuevo Estado y un 47% a Palestina. Pera la fundación de Israel, en 1948, ya el nuevo Estado había expulsado a cientos de miles de habitantes árabes y ocupado casi el 80% del territorio. En 1967 se apropió de todo, incluidos los Altos del Golán en Siria y Beersheba en El Líbano.

En la actualidad, después de los acuerdos de Oslo se devolvió lo que se había apropiado Israel en forma ilegítima en el ’67, con lo que se suponía que empezaba la construcción del futuro Estado Palestino.

Ahora, cuando hablamos de una colonia también estamos hablando de que sus habitantes son judíos ultra ortodoxos o judaizados que además de apropiarse del territorio y de las tierras más fértiles, van separando el territorio palestino que nos queda, directamente mediante la construcción de una gran muralla. Esta muralla no sigue los límites de los acuerdos de Oslo sino que está construida dentro del territorio palestino.

Las colonias además van apropiándose de poblados, del agua y de todos los recursos naturales. Tal es así que el agua que es robada a Cisjordania luego es vendida nuevamente a los palestinos. Sin embargo los colonos tienen una especie de countries, por así decirlo, con piletas de natación donde el agua corre libremente. Mientras que el pueblo palestino, sobre todo los campesinos, no pueden acceder a ella, tienen que comprarla y a veces inclusive son atacados sus tanques de agua para que no puedan producir.

El muro además va encerrando ciudades. Hay más de 700 puestos de control por los que un ciudadano palestino no puede trasladarse de una ciudad a otra dentro de su propio territorio para hacer su trabajo o ir a la escuela, donde son manoseados y violentados constantemente. Paralelamente Israel ha creado carreteras especiales dentro de esa área, solamente para ciudadanos israelíes.

- ¿Qué implica señalar estos asentamientos como crímenes de guerra? ¿Qué se espera conseguir con la denuncia ante la Corte Internacional?

– Es fundamental. Sabemos que Israel es proclive a no respetar ninguna resolución internacional salvo, y a medias, la resolución 181 que le dio acceso a un Estado para cuya creación no se le pidió permiso al pueblo palestino ni a los habitantes autóctonos. Es decir que estamos hablando de una apropiación ilegítima. Pero nosotros no negamos la presencia de israelíes en el territorio, porque ya estamos hablando de cuarta o quinta generación. Lo que sí estamos diciendo es que esta impunidad con la que se maneja Israel en el mundo debe terminar, sobre todo para poder construir nosotros nuestra propia vida y decidir nuestro futuro.

- ¿Cómo entendés la decisión del gobierno de Obama de cambiar una posición histórica de EEUU a poco del fin de su mandato?

– Yo creo que está blanqueando un poco su alma. Si bien siempre ha sido el Tío Sam en todos los aspectos, fundamentalmente con respecto del tema palestino, yo creo que ha sido una especie de blanqueo, de cargo de conciencia. Porque el propio Obama direccionó en otras resoluciones el veto contra el reconocimiento a lo que sería el Estado Palestino. Siempre ha sido muy categórico con las alianzas que tiene con el sionismo internacional y con el trabajo que está haciendo dentro del propio Estados Unidos. Ahora, al irse, Obama de alguna manera blanquea esta situación.

Pero no nos olvidemos que el próximo presidente de los Estados Unidos ya ha aclarado directamente que va a poner su Embajada en Jerusalén, cosa que sería muy terrible, porque Jerusalén también es la capital del Estado Palestino.

- Y el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu cuando ganó Trump dijo que era algo así como un amigo.

– Exactamente. Y además David Friedman, el embajador que pretende enviar Trump a Israel, es un hombre totalmente sionizado que yo creo que más bien se iría a vivir gustosamente a estas colonias que ocupan y que destierran a nuestros hermanos, que los van acorralando cada día más en el nuestro pequeño territorio actual dentro de lo que es la Palestina histórica.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Teatro

  • Fanny-AlmiranteFanny y el Almirante, o el origen de "la grieta"

    Una obra que pone a jugar la relación ficcional entre dos personajes reales de la historia argentina: Isaac Rojas, vicepresidente de Aramburu e ideólogo del golpe de Estado de 1955 y Fanny Navarro, actriz reconocida, peronista, amiga de Evita, que sufrió en carne propia los efectos de la proscripción.

  • Vida-ObraVida y obra… de mujeres y muñecas

    La pieza está inspirada en la obra del uruguayo Felisberto Hernández (1902-1964), sobre todo en su cuento Las Hortensias, publicado en una revista en 1949. La dramaturgia es creación libre de Mariano González.

  • La Causa Justa-4La causa justa de Osvaldo Lamborghini

    La obra está basada en un cuento legendario de Osvaldo Lamborghini y puede escucharse como una metáfora de la vida política argentina. Violencia irresistible, palabras vacías que no pueden entablar diálogo con los golpes, con el miedo. La palabra se torna inservible.

  • tierra-partidaTierra partida: lo demás no importa nada

    El espectáculo teatral muestra la presencia de una profunda grieta. Recorre los distintos momentos que marcaron la formulación de dos modelos antagónicos de país. Las disputas y luchas entre unitarios y federales simbolizan la fragmentación de las capas dirigentes en el siglo XIX en la Argentina.

  • dematerieDe materie: concierto multidisciplinario

    En el marco del ciclo “Colón Contemporáneo 2017” se presentó en el Teatro Colón De materie (La materia, en español), del compositor holandés Louis Andriessen, con la dirección escénica a cargo del director alemán Heiner Goebbels y la dirección musical a cargo del joven maestro argentino Pablo Druker.

  • musicaLa música: reencuentro y despedida

    En el Teatro La Comedia se repone "La música", escrita por Marguerite Duras a pedido de la televisión inglesa y puesta en escena en 1964. La obra muestra el reencuentro de una pareja para certificar el fin de la relación: el trámite de divorcio. En esa larga noche "dicen y callan las palabras despiadadas, amorosas y definitivas".