Clima United States of America, Ashburn United States of America, Ashburn +4°C

Notas

Senegal invade Gambia para deponer al presidente Yahya Jammeh

Senegal invade Gambia para deponer al presidente Yahya Jammeh
enero 19
20:44 2017

Este jueves venció el mandato del presidente de Gambia, Yahya Jammeh -en el poder desde 1994-. Debido a su rechazo a entregar el gobierno al vencedor de las últimas elecciones, Adama Barrow, una coalición internacional encabezada por Senegal invadió el país.

Tal como había anticipado, la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Cedeao) llevó adelante una operación militar para asegurar la transición política en Gambia luego de que el Consejo de Seguridad de la ONU, por unanimidad, diera su aval. Mientras tanto en la embajada gambiana en Senegal, Barrow -quién se encuentra refugiado allí hace varios días tras un breve paso por Mali- juró como nuevo jefe de Estado en un acto al que asistieron diversos mandatarios y representantes diplomáticos.

Asimismo las Fuerzas Armadas del país, que hace algunas semanas habían jurado lealtad a Jammeh, han informado que no enfrentarán la invasión. El general Ousman Bargie, sostuvo en declaraciones radiales que sus tropas no combatirán a las fuerzas de la Cedeao.

Gambia

Elecciones, derrota y después

El pasado 1 de diciembre se llevaron a cabo las elecciones presidenciales de Gambia. El entonces presidente Jammeh buscaba su quinto mandato constitucional consecutivo pero en su contra se conformó una amplia coalición opositora que llevó como candidato a Adama Barrow.

En un primer recuento la comisión electoral anunció que Barrow obtuvo el 46% de los votos contra el 37% del mandatario saliente. Dado que la Constitución de Gambia establece que sólo se necesita mayoría simple para ser electo presidente, no se convocó a una segunda vuelta.

Este pequeño país rodeado por Senegal y que se circunscribe a los márgenes del río Gambia, tiene solo el 40% de la población alfabetizada. Por este motivo en vez de boletas, se utilizaron piedras para votar. Estas se depositaron en tambores pintados de distintos colores, según el candidato y con la foto correspondiente.

En ese momento, Jammeh reconoció la derrota lo cual fue toda una sorpresa. Cabe recordar que por orden suya durante la jornada electoral se suspendieron las comunicaciones telefónicas, el acceso a internet y se le prohibió a medios de comunicación -locales y extranjeros- relatar en directo los hechos.

Yahya Jammeh

Yahya Jammeh

Sin embargo, apenas una semana después el presidente cambió de idea y desconoció los comicios. “Así como lealmente había aceptado los resultados, creyendo que la Comisión Electoral era independiente, honesta y fiable, los rechazo ahora en su totalidad”, dijo el presidente al denunciar “errores inaceptables” de las autoridades electorales.

Así fue como presentó un recurso ante la Corte Suprema de su país solicitando que se realicen nuevas elecciones. Esto fue avalado por el Parlamento que, además de aprobar el Estado de emergencia sancionado por Jammeh debido a “un nivel de injerencia extranjera sin precedentes”, votó a favor de que permanezca tres meses más en el gobierno hasta que se resuelva la situación electoral.

Repudio internacional y represión interna

Desde el comienzo, la actitud de Jammeh fue rechazada por todos y cada uno de los organismos internacionales de la región y a nivel mundial.

La Unión Africana (UA) instó al candidato derrotado a facilitar una transferencia “pacífica” del poder y añadió que su rechazo al resultado electoral “no tiene validez” debido a su aceptación pública de la derrota.

En esa sintonía, a fines de diciembre una misión conjunta constituida por la UA, Naciones Unidas y la Cedeao viajó a Gambia para intentar convencer a Jammeh que abandonara el cargo. Ante la negativa del jefe de Estado los integrantes de la Cedeao no descartaron intervenir militarmente para garantizar el resultado electoral. “Es posible por medio de las fuerzas de reserva -probablemente con Senegal al frente- las cuales se mantienen en alerta para cuando sea necesario desplegarlas y restaurar el deseo del pueblo”, sostuvieron.

Como respuesta, Jammeh profundizó una política de represión interna. A fines de diciembre la Comisión Electoral Independiente (CEI) fue temporalmente cerrada y ocupada por militares. El 3 de enero Alieu Momar Njie, presidente de la CEI, huyó de Gambia denunciando amenazas de muerte.

Por su parte el embajador de este país en Senegal, Momodou Pa Njie, fue obligado a renunciar luego de instar al jefe de Estado a dejar el cargo tal como se expresó en las urnas.

Adama Barrow jura como presidente de Gambia

Adama Barrow jura como presidente de Gambia

En paralelo diversas radios gambianas cesaron sus transmisiones por orden gubernamental. Teranga FM, que traduce las noticias a los distintos idiomas locales, fue la primera en ser clausurada el pasado 1 de enero. Alagie Ceesay, su dueño, ya había sido acusado de “conspiración y publicación de falsas noticias” en 2015, motivo por el que fue arrestado por la policía secreta.

El 2 de enero también cerraron Hilltop Radio y Afri Radio luego de la irrupción en sus respectivos edificios de miembros de la Agencia Nacional de Inteligencia.

Para el 17 de enero cuatro ministros y la vicepresidenta del país habían presentado su renuncia, anticipando lo que vendría. El día 18 Senegal, que tenía tropas apostadas en la frontera al igual que Nigeria, solicitó a la ONU el permiso para intervenir militarmente, el cual fue concedido este jueves.

Más de dos décadas de gobierno

Jammeh llegó al poder en 1994 mediante un golpe de Estado y luego ganó las presidenciales en 1996 y 2001. En 2002 impulsó una enmienda constitucional que eliminó el límite de períodos de mandato por lo que se presentó -y se impuso- en las elecciones de 2006 y 2011.

Su presidencia no modificó la estructura económica de un país sin recursos minerales y abocado casi exclusivamente al turismo y la agricultura, ganadería y pesca para la subsistencia (el 75% de la población depende de eso). Asimismo el 20% del Producto Bruto Interno de Gambia está compuesto por la remesas que envían los gambianos en el exterior. El resto de la economía se sostiene por la ayuda internacional brindada por distintas potencias y organismos multilaterales de crédito.

Durante los 22 años de gobierno fue acusado de dictador y de utilizar la tortura contra sus adversarios políticos. De hecho, previo a la campaña electoral encarceló a 30 miembros de la oposición, entre ellos Ousainou Darboe, líder del partido opositor más grande del país, el Partido Democrático Unido (UDP). Adama Barrow sucedió a Darboe como líder del UDP y el 7 de octubre se formó la coalición que decidió postular a este agente inmobiliario de 51 años como presidente.

Jammeh nunca imaginó que sus horas estaban contadas.

Santiago Mayor – @SantiMayor

Tags
Compartir

Notas relacionadas

2 Comentarios

  1. Decepcionado
    Decepcionado enero 22, 09:31

    Queda demostrado con esta situación de Gambia, similitud con lo que ocurre en Venezuela; la única diferencia está en que los países vecinos (y la ONU), a diferencia de los africanos, hacen nada para detener la debacle del pueblo venezolano; tienen mas agallas y determinación los africanos. Una anotación final : la ONU apoyó la destitución de este dictador de Gambia, por que no hace lo mismo en Cuba y Venezuela?

    Reply to this comment
  2. decepcionado
    decepcionado enero 22, 14:17

    No hay diferencia en los sucesos de Gambia y lo que ojalá suceda en nuestro desagradable vecino comunista Venezuela : la ONU, haciéndose los de la vista gorda, no le ponen freno a esta situación, y los vecinos no hacen lo que deben hacer : frenar a esta dictadura comunista disfrazada de legalidad que ha ido lentamente menoscabando la condición social de sus habitantes..
    Estos africanos, salieron adelante, les tomó 22 años..ojalá no les tome tanto a los venezolanos.

    Reply to this comment

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

África