Clima United States of America, Ashburn United States of America, Ashburn +13°C

Notas

La responsabilidad de González Fraga en el vaciamiento del BID en los ’90

La responsabilidad de González Fraga en el vaciamiento del BID en los ’90
enero 31
23:32 2017

El actual titular del Banco Nación, Javier González Fraga, esconde en su currículum haber sido uno de los responsables del desguace del Banco Integrado Departamental (BID) de Venado Tuerto, Santa Fe, en lo que el diputado provincial Carlos Del Frade calificó como “la mayor estafa financiera de la Argentina con excepción de la deuda externa”.

Según escribió Del Frade, se trata de “un banco que prestaba cientos de millones de dólares días previos a su suspensión en abril de 1995 y que triangulaba operaciones con instituciones financieras de Uruguay y Estados Unidos y del que nunca se explicó por qué creció tanto, ya sea en volumen de depósitos como en sucursales y flujo financiero fresco”. 55 mil ahorristas, 1000 millones de dólares evaporados y 2300 trabajadores son parte del el desfalco del BID en el que González Fraga tomó parte como asesor del Banco Central.

En esta entrevista con Notas, el periodista y diputado de la provincia de Santa Fe, Carlos Del Frade, explica los detalles de esa operación y denuncia al nuevo titular del Banco Nación como uno de los responsables.

- En un artículo publicado este martes en la Agencia de la CTA contás que Venado Tuerto, donde era la sede del BID se vivía una situación muy particular, vinculada a la especulación financiera y el lavado de activos.

– Entre 1989 y 1995, en la primera presidencia de Carlos Menem, la desocupación y la indigencia se triplicaron, especialmente en el sur de la provincia de Santa Fe. Justamente el departamento más al sur de la provincia es General López cuya cabecera es Venado Tuerto. Cuando se cerraban los bancos por el Efecto Tequila y por rebote de la hiperinflación de 1989, el banco que más crecía era el de Venado Tuerto.

El BID daba créditos a todo el mundo, créditos millonarios en dólares, además creó el campeonato de la Copa Sudamericana por el equipo Olimpia de Venado Tuerto de Básquet.

Se definía a la ciudad como “la isla de la fantasía”. El motor de esa “isla de la fantasía” era el BID. Ya había absorbido al Banco Faro, que era de la Unión Cívica Radical, al Banco Chaco, también vinculado a la gobernación radical de Ángel Rozas en aquel momento, y después, en el ‘94, al Banco de la Ribera, donde estaban depositadas las acciones de SOMISA. En los primeros meses del ‘95 también absorbe al Banco Aciso, uno de los bancos cooperativos más importantes del oeste de Rosario. El BID era el tercer banco más importante de la Argentina, el segundo privado más importante. Tenía 2300 trabajadores y 56 mil ahorristas.

Cada vez que hubo una fusión el Banco Central en teoría investigaba. Luego se conoció que se sabía de la situación de esos créditos desde junio de 1994. Fue corresponsable del desfalco del BID. Era el fin de Domingo Cavallo como ministro de Economía de Menem, llegaba la figura de Roque Fernández y estaba Pedro Pou como presidente del Banco Central.

- ¿Cuánto eran operaciones de especulación financiera clásicas y cuánto vinculado a capitales golondrina a los que no les importa después que pasa con la entidad?

– En las declaraciones del ex gerente general, que fue uno de los únicos dos que terminaron presos, Roberto Venancio Cataldi, explicó todo un proceso político en donde lo llevaron incluso a Anillaco para hablar directamente con Menem, para decir que hacían falta esos mil millones de dólares para que la Argentina reingrese por un sistema de cuotas al Fondo Monetario Internacional. Ese dinero terminó yéndose allí. Luego la investigación determinó que parte de ese dinero fue a las Islas Caimán y otra parte se perdió en créditos fastuosos a Gerardo Sofovich que era el interventor de ATC, a obras sociales empresariales, etc. Hay muchos datos impactantes.

En esa causa el Banco Central habla de lavado de dinero, hay denuncias de lavado de dinero procedente del narcotráfico, se lo vincula a Amira Yoma y las valijas del Narcogate, como le puso Román Lejtman a uno de los primeros libros sobre el narcotráfico en la Argentina. Amira Yoma tenía cuentas en el BID.

No se investigaron todas estas cuestiones y se terminó echando la culpa como supuesta administración fraudulenta a Cataldi, el gerente general, y el contador Miguel Ángel Arduino. Fueron presos tres años y después nadie quiso hablar de lo que habían declarado en ese momento.

Es la mayor estafa financiera de la Argentina con excepción de la deuda externa. Mil millones de dólares se volatilizaron.

- ¿Y González Fraga que rol juega en todo esto?

– Fue asesor de Cataldi cuando el Banco Central decidió la suspensión. Y es el que vino a dar el cierre definitivo a la idea de la continuidad. Cuando cerró, terminó siendo una gran jugada para los bancos que siguen existiendo. La liquidación del BID la terminó haciendo más que nada González Fraga como asesor del gerente que estaba preocupado por el cierre que era Cataldi. Se lo presentaba como lo que es, un “gurú del sistema financiero”.

Producción: Federico Araya – @fedearayac

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Géneros