Notas

Torneo de la Independencia: el rodaje de la pelota tiene fecha

Torneo de la Independencia: el rodaje de la pelota tiene fecha
febrero 09
21:56 2017

Si de entender el complejo entramado se trata es necesario ir por partes y recordar los temas que tenían una resolución pendiente. Sin dudas, “reordenar” el fútbol requiere un cronograma ajustado de consensos y negociaciones. En este sentido, días atrás, los dirigentes dieron los primeros pasos: el 20 de febrero, a causa del feriado de Carnaval, se reformará el Estatuto de la AFA; se creará la Superliga; se rescindirá el contrato con el Fútbol Para Todos y se hará la apertura de sobres de las ofertas de las empresas interesadas en la televisación. Vamos punto por punto.

Acerca del nuevo Estatuto

Para comprender el porqué de la modificación en la normativa de la casa madre del fútbol es preciso recordar que en junio de 2016 la FIFA envió veedores a la Argentina. dadas las irregularidades por las que atravesaba la AFA. A partir de ahí la constitución de una comisión normalizadora y el pedido de actualización del Estatuto como primera medida. En este marco el 23 de enero la FIFA remitió a la AFA una propuesta y de la reunión mantenida por los principales dirigentes nace el borrador que deberá ser aprobado por la FIFA.

¿De qué se trata? Se prevé que el Comité Ejecutivo esté conformado por siete miembros de clubes de Primera División y otro bloque de siete representantes del Ascenso y del Consejo Federal. En caso de empate en alguna votación definirá el presidente de la AFA. En cuanto a la Asamblea, contará con 22 miembros de la Primera División, 21 del Ascenso y tres del denominado grupo de interés (uno por el fútbol femenino, uno por el Futsal, Fútbol Playa, y el restante será elegido entre ex jugadores, ex árbitros y técnicos retirados).

La modificación respecto del Estatuto recomendado por la FIFA es la cantidad de miembros del ascenso: de 18 a 21, en desmedro de los seis iniciales del grupo de interés, que pasará a tener tres.

Elecciones presidenciales

Con el código estatutario reformulado se iniciará la carrera eleccionaria de las autoridades de la AFA y con la creación de la Superliga habrá otra batalla: la elección de su primer presidente.

Para el ascenso el candidato, por consenso, al sillón de Viamonte, será Claudio “Chiqui” Tapia, yerno de Hugo Moyano y presidente de Barracas Central. Resta saber si tendrá contendiente y si será de la Primera División o un hombre propuesto por el Gobierno. Algunos nombres que suenan son Alejandro Marón, ex presidente de Lanús y actual asesor de asuntos legales de la Confederación Sudamericana de Fútbol, y Marcelo Martín, vicepresidente de Unión de Santa Fe. Las postulaciones deberán hacerse para mediados de febrero y, por esta vez, será la FIFA quien autorizará las postulaciones.

Una vez determinada la estructura de la AFA se podrá dar vuelta la página e ingresar al mundo Superliga. Daniel Angelici adelantó que para él la conducción debería estar a cargo de un CEO. Marcelo Tinelli es quien corre con ventaja para hacerse cargo del nuevo formato, aunque Angelici va por todo. Pero, a no adelantarse, que antes de pensar en la Superliga, la AFA debe acomodarse.

La puja por la televisación

Cuando parecía que serían dos las cadenas candidatas a pelear por los derechos de TV del fútbol, Fox Sports-Turner y ESPN, una tercera propuesta pateó el tablero al superar en un 80% la oferta de Fox y en un 69% lo propuesto por ESPN. Son 336 millones de dólares (cerca de 5.200 millones de pesos, al cambio actual) y una “llave” de otros 70 millones de dólares.

Se trata de la empresa Consor, conocida principalmente en Estados Unidos, cuyo negocio es valuar, manejar y optimizar derechos de propiedad intelectual entre los que se encuentran los audiovisuales. En principio, Consor pretende un convenio por cinco años y garantiza ingresos en dólares para la AFA.

Si bien la propuesta fue vista con muy buenos ojos, entraña potenciales juicios por rescisión de convenios vigentes, algo que la frágil situación económica de la AFA no podría permitirse. ¿Por qué? Porque es una oferta por todos los derechos que tiene la AFA, lo que incluye productos y competencias que el fútbol argentino ya tiene vendidos, por ejemplo, los amistosos y partidos de eliminatorias del seleccionado, B Nacional y Primera B e incluso la Copa Argentina. Estos derechos actualmente pertenecen a Torneos y Competencias.

Una vez concluida la relación con el Estado, lo único que la AFA estaría en condiciones de vender es el conjunto de derechos audiovisuales del torneo de Primera A. Dentro del paquete se incluyen tanto las licencias para el extranjero como para el mercado local, celulares y streaming.

Rescisión de contrato y presión política

La situación financiera de los clubes resulta acuciante y, aun con un principio de acuerdo para iniciar el torneo, este estará supeditado al desembolso de 530 millones de pesos en concepto de resarcimiento del Estado por el fin del Fútbol para Todos. Cabe recordar que el Gobierno “exigió”, para realizar el pago, que se modifiquen estatutos y la creación de una Liga Profesional.

Por lo pronto, la AFA sabe que la solución a los problemas de dinero más urgentes provendrá del nuevo contrato de TV pero necesita en lo inmediato dar oxígeno a los clubes con el dinero que ingrese por la rescisión del FPT.

Si bien algunos conflictos parecen encaminarse otros no han sido puestos verdaderamente en discusión por los responsables del fútbol. Sobrevuela el fantasma de las Sociedades Anónimas, una propuesta añorada por Mauricio Macri mientras fue presidente de Boca que mantiene viva ahora como presidente de la Nación.

Para muchos la crisis actual del fútbol comenzó con aquella elección presidencial de la AFA que terminó con un vergonzoso empate de 38 a 38 sobre 75 votantes. Sin embargo, no es ninguna novedad que el control del deporte más popular de la Argentina incluye al poder político, económico y mediático. Aun cuando hoy quedan expuestas situaciones que en otros tiempos podrían ser solo “sospechas” (conflictos por el reparto del dinero de la TV, el delivery de árbitros, los condicionamientos al Tribunal de Disciplina, las presiones políticas, la devolución de favores y la falta de independencia al interior de la AFA) nadie puede desconocer los síntomas de la larga enfermedad que arrastra el fútbol.

Por ahora, en cuanto a lo deportivo, resta esperar si se cumplen los preacuerdos y si la pelota empieza a girar. En tanto los y las hinchas, tenemos el desafío de ayudar a desterrar las peores prácticas y dar voz a los conflictos que muchos callan. La conformación de la Coordinadora de Hinchas genera ilusión en tanto la defensa de los clubes y en la pelea por seguir siendo asociaciones sin fines de lucro.

Verónica Ibáñez – @veroib24

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *