Notas

Banksy abre un hotel en Palestina contra el muro del apartheid

Banksy abre un hotel en Palestina contra el muro del apartheid
marzo 07
10:44 2017

Jugando con la homofonía con la famosa cadena de hoteles Waldorf, Banksy decidió llamar The Walled off Hotel (El Hotel Amurallado) a su nuevo proyecto artístico-político. E insiste en que esta vez no se trata de una puesta efìmera, como el reciente Dismaland, el parque “inadeuado para niños” que funcionó entre agosto y septiembre de 2015 como parodia de los parques temáticos de Disney, sino que efectivamente pretende perdurar como alojamiento para turistas.

Walled of 1El hotel de tres plantas y diez habitaciones se encuentra repleto de obras del artista, en las que más o menos explícitamente cuestiona el llamado muro del Apartheid, mediante el que Israel continúa cercando territorios palestinos, condenándolos al aislamiento, la escasez e incluso cortando arbitrariamente contacto entre pueblos vecinos u obligando a rodeos insólitos, pautados por interminables y violentos puestos de control, para recorrer las tierras palestinas, cada vez más convertidas en un archipiélado separado por muros de cemento.

Además de las obras de Banksy, el hotel se propone como galería permanente para diversos artistas palestinos que así podrán hacer conocer su obra a nivel internacional. Actualmente exponen artistas de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, así como también árabes de las ciudades israelíes de Haifa y Acre.

“Ubicación, ubicación, ubicación”

Siguiendo la máxima para el éxito del fundador de una de las cadenas hoteleras más importantes del planeta, Banksy eligió para su hotel la que definió como “la peor vista del mundo” ya que la mayoría de las habitaciones dan al muro israelí.

Walled off 2La histórica ciudad palestina de Belén, en la región de Cisjordania, cuenta con el turismo como uno de sus ingresos principales, por lo que su economía se ha visto severamente dañada por los crecientes controles y trabas burocráticas israelíes. Con el argumento de evitar los ataques terroristas, el gobierno sionista ha rodeado la ciudad de murallas y limitado severamente el ingreso de visitantes e insumos.

Los ciudadanos israelíes no tienen permitido el acceso a la ciudad, pero el Walled off se encuentra en las afueras de Belén, en una zona bajo control de Israel a la que si pueden acceder, ya que el artista británico está convencido de la importancia de hacer llegar su mensaje político también a la juventud judía de las cercanas ciudades de Jerusalem y Tel Aviv.

Wisam Salsaa, propietario y director del establecimiento decorado por Banksy, explica que la apuesta es a que “cada visitante saque sus propias conclusiones ” de las obras que decoran las habitaciones y los lugares comunes. Pero muchas de ellas no dan lugar a la ambigüedad: desde un cuadro de Jesús con una mira de francotirador en la frente y rodeado de drones hasta una reproducción tridimensional y tamaño natural del momento de la firma de la declaración de Balfour (de la que se cumplen 100 años en noviembre) mediante la que Inglaterra expresaba su apoyo a la creación de un “hogar” para el pueblo judío en Palestina, pasando por estatuas clásicas con pañuelos para protegerse de los gases lacrimógenos, un ascensor “fuera de servicio”, tapiado por una pared de ladrillos o un trozo del muro israelí como llavero del hotel.

Un compromiso de larga data

El tan combativo como misterioso Banksy ha demostrado en numerosas oportunidades su compromiso con la causa palestina. En una entrevista con The Independent dijo: “El muro es una vergüenza. En el lado israelí todo son jardines meticulosamente cortados y todoterrenos; en el otro sólo hay polvo y hombres buscando trabajo”.

gatitoEn 2005 dejó su impronta sobre el muro de la vergüenza. Las imágenes de una niña elevándose por sobre la valla de cemento gracias a un manojo de globos de helio, un grupo de palestinos con los trajes con los que se identificaba a los judíos en los campos de concentración nazis o un agujero a través de muro por el cual se adivina una playa tropical pasaron a ser imágenes de la resistencia palestina.

En febrero de 2015 el artista ingresó ilegalmente a Gaza por los túneles clandestinos que utiliza la población para comerciar y utilizo las ruinas de la ciudad bombardeada como soporte para otros graffitis políticos. Allí quedaron la imagen de unas hamacas voladoras con niños felices girando alrededor de una siniestra torre de vigilancia israelí, la figura mitológica griega de Níobe (la reina de Tebas cuyos 14 hijos fueron asesinados) sobre la única puerta que quedó en pie entre las ruinas de una casa o un gatito naif que pretende jugar con una bola de alambres retorcidos de las losas de las construcciones bombardeadas como si se tratara de un ovillo de lana, ya que en Internet “la gente solo mira fotos de gatitos”.

También dejó escrito sobre otra pared: “Si nos lavamos las manos en el conflicto entre los poderosos y los que no tienen poder no nos mantenemos neutrales, nos ponemos del lado de los poderosos”.

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Nacionales