Notas

Mujeres de la economía popular: desde la informalidad, por la igualdad

Mujeres de la economía popular: desde la informalidad, por la igualdad
marzo 09
01:26 2017

Ya estaban en marcha los preparativos para la movilización nacional de la Confederación General del Trabajo (CGT) y en el local de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) las mujeres del sector se alistaban inquietas para otra fecha inamovible: el 8 de marzo se conmemoraba el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y había que salir a la calle.

Hoy, siete de cada 10 mujeres trabajan fuera del hogar. Estos datos, aunque ciertos, no contemplan a un sector abundante que emergió y creció en la Argentina a la luz de la crisis: el de la economía popular. Allí no abundan las estadísticas, sin embargo, son muchas las mujeres que viven del mismo.

Nucleadas en la CTEP, las mujeres que trabajan en la informalidad lo hacen como cartoneras o en el rubro de textiles, son delegadas, cabeza de familia, madres solteras, o una mezcla de todo eso. Este 8 de marzo las unió una causa en común, movilizar por sus derechos como mujeres trabajadoras del sector informal en la Argentina, un campo sin índices aparentes para el Estado.

Hay un mito urbano que sostiene que cuando hay hambre, las mujeres son las primeras en salir a la calle. Paola Caviedes, referente histórica del Movimiento de Trabajadores Excluidos, cartonera y madre soltera lo confirma: “Las mujeres son las primeras en salir a cartonear. En sentir la necesidad de, cuando a un hijo le suenan las tripas, hacer cualquier cosa”.

Paola considera que en su campo laboral no existe el derecho a la tutela institucional y explica que hay un vacío en ese sentido. “Nos agrupamos con compañeros para poder sacar a un tranza del barrio o tener un coche que acerque a algún enfermo, institucionalmente está vacío, no tenemos protección”, sostiene.

Las necesidades son básicas, la consigna es clara, las mujeres sufren todo tipo de violencia y discriminación en todo el mundo, muchas veces sin atender a la situación socioeconómica o cultural en la que viven. Sin embargo, para las que habitan en la economía popular, el faltante es aún mayor: no existen para el sistema y por eso la violencia que sufren está doblemente invisibilizada.

“La mujer de la economía popular es el sostén del hogar, la que trabaja como vendedora, en el textil, de cartonera, largas horas de trabajo muy sacrificado. Peleamos por el derecho a que las instituciones den respuesta a todas las necesidades que tienen las compañeras, no nos sentimos protegidas institucionalmente, desde ningún lugar”, asegura Paola.

Desde allí que una de las principales consignas que levanta este grupo de mujeres sea la exigencia de implementación, a los gobiernos de Nación y Provincia, tanto de la Ley de Emergencia Contra la Violencia de Género, como de la Emergencia Social que contiene entre sus artículos, la demanda de creación de un Consejo de la Economía Popular.

Este Consejo va a permitir el registro de trabajadores y trabajadoras del sector y a partir de ahí la posibilidad de empezar a exigir los derechos que se desprenden de un trabajo que ya se realiza: un complemento salarial, que les permite llegar a un salario mínimo y otros derechos fundamentales como el monotributo social, que les posibilite tener aportes jubilatorios y una obra social.

Responsables de su economía, sus barrios y sus hogares, las mujeres del sector están un paso más atrás en la consecución de sus derechos, primero necesitan ser reconocidas por un Estado hoy ausente para luego avanzar en la tutela de los mismos.

“Hagamos más causa común en los derechos que nosotras necesitamos como mujeres. Soy mamá soltera, trabajadora informal, no sé lo que es la formalidad. Hoy tenemos un punto en común. Nos unimos y no nos miramos a la cara, caminamos todas para adelante”, concluye Caviedes.

Sofía Corazza

Foto: Prensa CTEP

Notas relacionadas

0 comentarios

No hay comentarios aún

No hay comentarios por el momento, querés agregar uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Laborales