Notas

Carta abierta al Indio Solari

Carta abierta al Indio Solari
marzo 14
21:48 2017

Por Ariel Parajón*. Lo primero que se me viene a la mente son todas frases sueltas de canciones tuyas. Una guía espiritual para mis 20 años de rock.. Tengo 30. A los 10 años compré Flashpoint de los Stones (antes había comprado 1380 de Vilma Palma e Vampiros y Mi vida loca de los Decadentes, pero no computan). A esa edad empecé a coleccionar discos y hoy sigo con ese mismo fetiche.

Decía que me vienen permanentemente frases tuyas y, como vos dijiste el sábado, “así es difícil seguir”. Es que “son tantos cocineros que joden la sopa”, Indio.

Estas palabras las escribo pensando en vos siempre. No es por demagogia ni por ricotero o fundamentalista tuyo, ya que no me asumo como tal, sino porque te admiro como a pocos artistas y porque usufructué -y aún lo hago- tu obra hace muchos años. Aunque te compré todos los discos y varias entradas a recitales, si hago la cuenta en base a felicidad generada te debo más que la deuda externa de África.

Perdón si me extiendo o me voy por las ramas, estoy nervioso al escribirte y, te repito, lo hago pensando en vos.

No escribo para reclamarle al Estado nada, eso lo hago todos los días de mi vida y el Estado la mayoría de las veces está ausente o directamente juega para los verdugos. ¡Ah!, no te lo dije antes pero soy marxista con ascendencia en peronismo. Mi carta astral me dijo que tengo que construir una sociedad más justa y militar para eso todos los días.

En fin, no creo que seas culpable, pero sí responsable. ¿Por qué? Porque el Hombre Araña de chico me enseñó que todo gran poder conlleva una gran responsabilidad, y vaya si vos tenés poder.

No hago esta reflexión en base al amarillismo de los medios masivos de desinformación ya que “aquí gracias a Dios uno no cree en lo que oye”, sino que hablo con la autoridad subjetiva de haber estado ahí. Y no me sentí cuidado, a pesar de que vos pedías que nos cuidemos entre nosotros. Me sentí una vaca, como siempre como en la cancha cuando voy a ver a Racing: las masas somos ganado. Ahí la cuestión del estado de ánimo -algo importante en tu filosofía de vida- se torna un poco más cuesta arriba, ¿viste?. “Habíamos dicho de cuidarnos entre nosotros”, dijiste, y valoro la intención. Yo incluso traté de cuidar a los que estaban a mi alrededor, avisar cuando había barro, un escalón en la oscuridad de la salida o cuando había que cruzar las vías de los trenes en los que ya no vas. Pero dejame decirte que no sirven las buenas intenciones cuando hay que conducir 300 mil cuerpos. Digo cuerpos porque las almas las conducís seguro. Pero el tema son los cuerpos, Indio querido.

Al Estado no lo voy a señalar porque es obvio que está mayoritariamente ausente en los lugares a los que va el “populacho barbárico”, sin control, sin seguridad preventiva, asistencia, etc. Sin ir más lejos, la Secretaría de Estado en la que trabajo (Sedronar) procura ir a hacer prevención a una fiesta electrónica (lo cual está muy bien, porque yo también voy a ese tipo de eventos) pero omite ir a hidratar, contener y asistir a la gente que desde hace dos días viene tomando “de todo”. Pero bueno, vos ya lo venís diciendo: hay intereses oscuros que vuelven a tener poder de decisión.

Tampoco voy a señalar a la productora porque se sabe que allí siempre reina el lucro y la despreocupación por la gente que va a tu recital. Esa es la condición básica de la lógica de todo empresario capitalista. Disculpa si vos tenés relación con la empresa Chacal Producciones o En Vivo S. A., sinceramente no lo sé, pero pude percibir con mi propio cuerpo la desidia de los que organizaron el evento. Y ahí es donde yo te llamo a la reflexión, porque no te subestimo. Vos sos un tipo que cantaste “todo preso es político” y le hablaste de las Abuelas, mientras proyectabas imágenes de la cárcel de Jujuy que inmediatamente me dispararon imágenes de Milagro Sala.

No me entra en la cabeza ese planteo de muchos librepensadores que creen que vos no tenés dimensión de lo que generás o que estás más allá de la organización del evento. Si es así, es muy irresponsable de tu parte.

No creo que seas un mercenario ni que lo único que te importe sea el dinero. De ser así, estarías obsesionado por cobrarle entradas a todos o monopolizar el dineral que se mueve alrededor de un evento tuyo. Yo te cuestiono otra cosa: el autonomismo frente a un evento de semejante envergadura.

Indio querido, el autonomismo con las masas no va. La gente no se sabe cuidar sola, por eso es necesario un Estado y líderes que cuiden a la gente. Esa idea de que nos cuidemos entre nosotros es muy ingenua, según mi opinión. En tus recitales no se entiende el menú hasta que vos tocas el primer acorde, pero la salsa abunda desde mucho antes.

El consumo de sustancias no es de “uso” para disfrutar de la misa, es de abuso y así se llega a tu recital. Por eso hay que prevenir, porque la gente que te va a ver está más cerca de una banda inconsolable que de un público muy respetable. Inclusive muchos van más por la misa que por el Dios. Eso vos lo tenés que saber, Indio. ¿Sabés lo que genera Macri y no sos consciente de lo que generás vos? Esa no te la creo, como ser sensible que creo que sos, ni se la creo a los que te subestiman.

Es verdad que hay un problema de degradación en esta cada vez más vieja cultura frita que lleva décadas y que no es culpa tuya que hayas pasado de ser un tipo del under que se escuchaba en Bellas Artes a un fenómeno social de masas totalmente popular y extremadamente democrático (todos opinan de vos, todos interpretan como quieren tus canciones e inclusive deciden no pagarte la entrada e ir igual a tu recital reclamando algo que ellos deciden violar y violentar). Pero, reitero, vos tenés la responsabilidad de estar a la altura de las circunstancias. Tu público debería hacer lo mismo, pero es evidente que una parte importante “está enamorado de lo que siempre intentó destruir”.

Es difícil no ser injusto con vos, y seguro que Dios no está en los detalles de hoy, pero el mito te desbordó y creés que desde el escenario podes mandar mensajes organizando una jungla de las que eras rey, pero se te soltó un patín hace rato. Y es momento de parar el Bondi y guardarte un tiempo largo. Lo justo y necesario para poder aprender a organizar un evento con gente que te cuide y para que vos cuides a las bandas que te siguen. Porque sale caro ser la banda nueva permanentemente, pero ya no estamos para andar trepando radares militares.

Repito, no creo que seas culpable. Pero sí tenés la responsabilidad que tu poder te otorga sobre esas bombas pequeñitas que migran para verte.

Tampoco creo que por escribirte estas palabras le haga el juego a la derecha. Lo que menos quiero es que tu cabeza deje de crear arte subversivo y de gratificarme el alma. Pero acá no es una cuestión del estado de ánimo, es una cuestión de cuerpos. Vivir no solo cuesta vida: cuesta mucha gente disponible y contratada para cuidar al resto de los mortales. Vivir en un recital de masas cuesta luces y sonido pero también señalética, prevención, contención, asistencia sanitaria, control del posible descontrol y logística humana. Pensar en que los pibes duros que van a tu recital tienen poca capacidad de reflejos y que la venta de alcohol permanente sin hidratación gratuita se torna suicida.

Hay muchas cosas para revisar, menos tu arte.

Voy a estarle eternamente agradecido a tu arte y a tu ideología que siempre apuntó contra los ovejeros de manto negro y los sheriff que quieren meter presos a los pibes de Plaza Constitución. Siempre me vas a inspirar y voy a seguir escuchando y aprendiendo de tu poesía. Imagino que nos vas a volver a sorprender en algún momento, porque seguro que donde hay dolor habrá canciones.

Caballo Loco querido… la dicha no es una cosa alegre. Y vos lo sabes más que nadie.

@arielparajon

* Militante y docente 

Foto: Infoeme

Notas relacionadas

5 Comentarios

  1. carojausken
    carojausken marzo 15, 09:36

    Ariel, gracias por la publicación. No hubiera sabido cómo escribir tan bien lo que vos expresas en estas líneas. Desde el sábado pienso en esto que entiendo vos también sentis, la responsabilidad del Indio como ser humano, independiente mente de las responsabilidades que pueda juzgar la justicia ni en las opiniones baratas e interesadas de los que nos (des)informan. El sábado no pude estar en Olavarría, pero vengo sintiendo ya hace un par de recitales que el Indio no me/nos estaba cuidando. Y quizás somos injustos con él como decis, pero justamente porque es EL es que le pido más. Otra vez gracias por compartir.

    Reply to this comment
  2. Analía
    Analía marzo 15, 10:25

    Estoy deacuerdo en mucho, pero lo mejor es que es una opinión respetuosa y respetable por el modo y porque conoce desde adentro, no me gusta quien habla de lo que no sabe.inteligentes palabras y redacción.

    Reply to this comment
  3. miguel
    miguel marzo 15, 14:36

    hojala se tome 5 minutos para leerla y reflexionar,si lo hace en forma coherente puede que le sirva para un futuro!!!

    Reply to this comment
  4. Pablo
    Pablo marzo 16, 02:30

    Hay toda una red de cuestiones y procesos que rodean esta situación y acontecimiento mediatico/politico que juegan en nuestras subjetividades que nos llevan a planteos como este, donde se responsabiliza a la figura convocante en este caso, que termina siendo un perogruyo a medias, que le exige a una persona que no es un Dios, tomar todos los recaudos, decimos desde una tribuna lo que deben hacer los jugadores y sabemos desde esa altura, sin estar en esos zapatos ni tener en cuenta vicisitudes que hicieron al momento en cuestión… No manejamos esa dimensión siendo publico, podemos suponer muchas cosas, pero no estuvimos en el tiempo y espacio donde se producen exactamente los acontecimientos que derivan en los instantes que hoy muchos hablan… Desde varios recitales atrás, decidimos no ir, quien me movía en particular son los redondos, el indio no son los redondos, el ricotero es un colectivo, que tiene orígenes y memoria, ciertas practicas se mantienen, pero no es lo mismo, la historia ricotera realizo una pausa que viene desde Córdoba del 2001, lo que siguió fueron partículas de esa explosión, luego de aquella pausa sostenida en las mentes de quienes fuimos parte esos encuentros… Decidí no ir, porque esa magnitud me impedía entrar en contacto con el artista y su estética, el sonido no fue dimensionado a las dimensiones, y por que básicamente deje y solté las penas locas de aquellos momentos… En las responsabilidades estamos todo el colectivo, todos tomamos decisiones, aun aquellos densamente narcotizados o alcoholizados, todos tienen un motivo para estar ahí, por que hay una construcción colectiva que va mas allá de la banda, en mi caso quedo en otro tiempo, en otros cuerpos y almas eso continua… Se destacan esas almas en penas que significarían un peligro, pero no se tiene en cuenta,toda la construcción de comunidad entre los pares, la solidaridad, los abrazos y el contacto con personas de geografías diversas, esa diversidad de cuerpos y almas, desde el comienzo se concibió autónoma y contra-hegemonica; contracultural, que en muchos se metió en la piel de muchos, esa estética y discurso acompañado de música acorde a ello, que modifico las formas de estar y ser que permite confiar en que podemos cuidarnos… No es solo una utopía, nos cuidamos por que nos reconocemos y amamos ese momento, momento fuera de todo tiempo y ESTADO, el Estado se queda afuera, el estado no es necesario que este metido en el habitus y todos los espacios que habitamos, en este sistema en que coexistimos, el Estado existe, muchas veces para reprimirnos, no importa si cagamos en los yuyos, hay deshonra en falta de baños?, no queremos Estado en lo contracultural, como forma anarquica nos autogobernamos, autorregulamos y sentimos el ecosistema en equilibrio.. Las amenazas siempre presentes, siempre fueron tenidas en cuenta, eso puede interpretarse también, en que tan mal no nos autorregulamos, cada vida maneja los instantes y puede escaparse de las manos, aparecen cuchilleros y acuchillados y aun así no se roba todo el momento, provenimos de esos lugares donde las violencias están instaladas y nos atraviesan, pero en ese contrato abstracto del encuentro, muchas de esas violencias son anuladas, los excesos también, no esta en nosotros tener el control de todo eso, forma parte, y son decisiones que escapan al colectivo, son instantes presentes que pueden evitarse o no depende la situación… Con que rapidez se lo manda a descansar al Indio, a suspender el encuentro, la masividad es descontrol, todo debe estar en control, en dominación, sino es del mercado, sera del Estado, no existe autonomía, esta prohibida la anarquía, con el se anulan todas las experiencias, ya son vetustas, no sirven, son peligrosas.. Se lo llama a tomar responsabilidad de un movimiento sin lideres, de un momento apropiado por el publico, de unas obras que le pertenecen a todos, por ende de momentos sin liderazgos, se pide racionalidad en un tiempo y lugar sin racionalidad imperante… Esa parte del movimiento que es una partícula de los redondos, tomo su propio vuelo, expreso afinidades que no comparto, se contradijo en la lógica contracultural de apoyar algunas políticas y personajes públicos, pero no es el expresar del colectivo ricotero, es solo un integrante mas, importante y referente, casi profético y misterioso, pero uno mas…. En esos caminos, decidimos que hacer, algunos no vamos al Indio, otros siguen manteniendo encendida la llama ricotera, otros desean incorporarse en esa mística, unos afrontan su vida con excesos, otros formaron familias, todos somos y fuimos responsables por uno mismo y los otros, también esta lo externo, que forma parte de brindar garantías, están los que emplean logísticas del encuentro, es una fauna variadas, muchas veces contradictoria , pero en el centro esta el colectivo, con sus dinámicas y valores, hoy en día dejados de lado y despreciados… Lleno de caníbales al acecho y lobos disfrazados de corderos, se resistirá a estos tiempos y tomara su curso lo profundo de esta experiencia, en formas, aun insospechadas… No anulemos la experiencia, comprendamos el sentir-pensar del movimiento…

    Reply to this comment
  5. Dani
    Dani marzo 16, 16:52

    No puedo dejar de comentar tanto el artículo como su comentario mayor, el de Pablo. ¡Qué puedo decirles! Yo también fui alguna vez joven y de izquierda. No me pone feliz reconocerlo pero la madurez te quita el velo y además de escribir bien, empezar a cuestionar lo que parecía incuestionable. La realidad te patea y te hace ver las cosas sin lentes de colores. Un rey redondo ha sido destronado. No se puede ser anarquista y escapar en jet. No se puede jugar al pueblo somos todos y tratar a la gente como ganado. No se puede pretender ir en contra de un sistema decadente y ser su más cabal representante.

    Reply to this comment

Escribe un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Música

  • indio-solari-olavarriaCarta abierta al Indio Solari

    Por Ariel Parajón. No hago esta reflexión en base al amarillismo de los medios masivos de desinformación, ya que "aquí gracias a Dios uno no cree en lo que oye"; hablo con la autoridad subjetiva de haber estado ahí. Y no me sentí cuidado a pesar de que vos pedías que nos cuidemos entre nosotros.

  • foto-fito1Fito Paez cumple años: un tipo "del 63"

    Fito Paez nació un 13 de marzo de 1963 en Rosario, Santa Fe. Su álbum "El amor después del amor" es hasta la actualidad el más vendido del amplio rubro. 10 canciones en su cumpleaños.

  • Recital del IndioLas voces de la misa ricotera en Olavarría

    El sábado el Indio Solari volvió a movilizar a cientos de miles en Olavarría. Lamentablemente, dos personas murieron producto de una avalancha durante el show. Notas dialogó con quienes estuvieron ahí sobre el significado de la misa ricotera, el recital y cómo estuvo organizado el evento.

  • Avalancha-indio solari#IndioEnOlavarría: ¿por qué la fiesta terminó en tragedia?

    ¿Qué falló en Olavarría? ¿Por qué una fiesta popular como es un recital de uno de los máximos íconos del rock terminó en una tragedia? ¿Negligencia, desgracia, afán de lucro o un poco de todo?

  • CharlyAntes que el Indio: cuando Charly metió 200 mil personas en Puerto Madero

    Fue el 27 de febrero de 1999. El show era parte del ciclo "Buenos Aires Vivo 3" organizado por el gobierno porteño que durante aquellos años llevaba a cabo festivales gratuitos con reconocidos músicos nacionales. Ese día tocó Charly García y grabó su disco en vivo Demasiado Ego. Fueron a verlo 200 mil personas.

  • cafe-tacubaCafé Tacvba deja de tocar "La Ingrata" para no fomentar la violencia de género

    Lo sugirieron en una entrevista de noviembre del año pasado, pero en los hechos hace varios recitales que la banda proveniente de México no interpreta uno de sus principales éxitos a pesar de los pedidos del público. "La Ingrata" es un corrido mexicano que alardea de un femicidio.